Así, el riesgo extremo se debe a las nevadas que podrán afectar este miércoles a y , que podrán sumar 40 centímetros de espesor de nieve nueva. Sin embargo, el riesgo será importante por nevadas en , , , , , , , , Guipúzcoa, y . Mientras el aviso será amarillo en , , , , , , , , y .

Además, tendrán riesgo por precipitaciones abundantes en Asturias, Cantabria, León, Burgos, Palencia, Navarra y Guipúzcoa y también están avisados por riesgo de aludes en las provincias pirenaicas de Huesca y Lérida.

En cuanto al riesgo por fuertes vientos, el aviso naranja se ha emitido para las provincias de Huesca, Gerona, Lérida, Barcelona, , , , , Albacete, y Madrid, donde soplarán rachas de más de 100 kilómetros por hora. Por su parte, tendrán aviso amarillo las provincias de Asturias, Cantabria, , La Rioja, Navarra, Barcelona, León, Burgos, Palencia, Soria, Segovia, , , Cuenca, Guadalajara, Teruel, Zaragoza, Mallorca, Menorca, , , , Granada, y .

Por otro lado, el riesgo importante por fuerte oleaje afectará a casi todo el litoral. En concreto, todas las provincias costeras del noroeste y norte de la Península, desde a Guipúzcoa, tendrán aviso naranja por fuerte oleaje. También tendrán aviso naranja Gerona, las islas del archipiélago , la ciudad autónoma de Melilla, Almería y Granada. Del mismo modo, aunque con aviso amarillo (riesgo) estarán el parte de la costa de Gerona, de Tarragona, parte de Castellón y de Almería.

La AEMET ha pronosticado que este miércoles se producirán precipitaciones que serán localmente fuertes y o persistentes ene l Cantábrico, Alto Ebro y Pirineos y se esperan nevadas importantes en amplias zonas de la mitad norte de la Península. También soplará el viento fuerte en buena parte de la Península, Baleares, , y Melilla, con rachas muy fuertes en zonas de montaña y de litoral.

En concreto, ha indicado que en la mitad norte de la Península y en Baleares los cielos estarán cubiertos, con con precipitaciones que serán localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica, en el alto Ebro y Pirineos y serán menos probables en el litoral noreste.

Del mismo modo, pero con menor probabilidad e intensidad estas precipitaciones también pueden afectar a otras zonas del este de Castilla-La Mancha y sierras de Andalucía oriental. En Canarias, por su parte no se descarta la probabilidad de alguna lluvia débil en el norte el archipiélago y se prevén cielos poco nubosos o con intervalos de nubes en el resto del país.

En general, la cota de nieve se situará en 1.100 a 1.300 metros en el cuadrante noroeste, aunque durante el día subirá. En el noreste, sin embargo, bajará hasta los 200 a 700 metros mientras que en el resto de la Península y de Baleares, comenzará a nevar a partir de 800 a 1.100 metros pero tenderá a subir en general en la Península.

Las temperaturas también subirán en buena parte de la Península y Baleares, mientras que en Canarias se esperan pocos cambios. Las heladas nocturnas se mantendrán en las zonas de montaña y las más intensas serán en Pirineos.

Finalmente, el viento soplará de componente norte y oeste y será fuerte o con intervalos de fuerte en la Península, Baleares, Ceuta y Melilla. La AEMET espera rachas muy fuertes en Baleares y en zonas de montaña y de litoral.