Page y Podemos, en el Pleno de las Cortes regionales, han votado en contra de defender el agua para el desarrollo y el progreso de Castilla-La Mancha, como pide el .

La presidenta del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, , ha señalado hoy que, “frente a los fracasos del PSOE de Page en materia de agua, el PP con Cospedal en el consiguió el hito histórico de 400 hm3 de reserva para el Tajo”.

Por ello, ha señalado que “Page no tiene interés en llevar a cabo una verdadera política de agua, con consenso, que suponga el desarrollo y el progreso para nuestra tierra. No tiene interés en la defensa de la cuenca cedente, ni de los municipios ribereños, ni del caudal ecológico”.

Así se ha pronunciado Guarinos, en el Pleno de las Cortes regionales, dentro del Debate General relativo a la situación del Trasvase Tajo-Segura, donde ha manifestado que “Page lleva tres años en el Gobierno y no se ha dirigido al PP para hacer ningún ofrecimiento en materia de agua”.

Así, la dirigente popular ha denunciado la “hipocresía y demagogia del PSOE de Page”, porque “solo tiene interés en hacer política con el agua, no en hacer política en defensa del agua”.

Frente a los hitos del PP, la inacción del PSOE en materia de agua

Ana Guarinos ha diferenciado entre las políticas emprendidas por el PP, “logrando hitos históricos en materia de agua, frente a la inacción del PSOE de Page, que no ha conseguido ni una gota de agua para el desarrollo y el progreso de Castilla-La Mancha”.

Así, la presidenta del GPP ha recordado que, desde el año 1982 hasta el año 1996 -14 años de Gobierno socialista- nunca se garantizó una reserva estratégica en Entrepeñas y Buendía.

Es más, -ha continuado- con el PSOE se autorizaban trasvases dejando los embalses en mínimos históricos. Y ha puesto como ejemplo lo ocurrido en el año 1995, cuando había 236 hm3 de agua embalsada y autorizaron un trasvase de 55 hm3 “y Page entonces no dijo nada”; y en el año 2006 con el socialista Zapatero en el Gobierno se autorizó un trasvase habiendo 241 hm3 “y Page no dijo nada en contra del trasvase en aquel momento”.

Además, en el año 1997, con el Gobierno del socialista Bono en Castilla-La Mancha – y siendo vicepresidente Page-, se tramitaba el Plan de Cuenca del Tajo, que supuso una reserva de 240 hm3 y Bono decía en aquel momento que habíamos conseguido “lo mejor que podíamos alcanzar” y, cuando se aprobó el Plan Hidrológico Nacional en el año 2001, decía que “es una día de fiesta porque estamos satisfechos de haber conseguido lo que queríamos. Por fin se ha resuelto el problema del agua en Castilla-La Mancha”.

Así, Guarinos ha lamentado que, con una reserva de 240 hm3, Page no decía nada, así como ha recordado que en el año 2005 el PSOE derogó el trasvase del Ebro y dejaba al Tajo como único río cedente, por lo que “quien permite el trasvase Tajo-Segura es el PSOE de Page” y “el único logro del PSOE fue evitar el trasvase del Ebro e hipotecar el río Tajo”.

Asimismo, Guarinos se ha referido a las inversiones en municipios ribereños y ha denunciado que el PP se encontró en 2012 un proyecto abandonado y paralizado por los anteriores Gobiernos socialistas, que el Partido Popular tuvo que reactivar.

Además de esto, Ana Guarinos ha lamentado que el PSOE haya votado los dos últimos años en contra de los Presupuestos Generales del Estado, que contenían concluir las obras de abastecimiento en Entrepeñas y Buendía.

La dirigente popular, asimismo, ha señalado que “el PSOE que ahora exige las desaladoras fue el que dejó paralizadas las desaladoras que prometió Narbona; actual presidenta del PSOE”. Así, -ha recordado- en el año 2012 el PP se encontró con un programa de desalación sin planificación y donde solo funcionaba la desaladora de (porque el Gobierno socialista la compró ya hecha) y, además, de las 15 desaladoras planteadas, desde el Gobierno socialista habían desechado 8.

Por último, la presidenta del GPP ha manifestado que Podemos ha demostrado, con este asunto, que solo viene a defender sus intereses partidistas y sus sillones, siendo sumisos con Page, en lugar de defender el agua para nuestra tierra, ha concluido.

Resolución del GPP:

1.- Abogan por la necesidad e instan, tanto al como al Gobierno regional, a continuar trabajando en la consecución de un gran Pacto Nacional en materia de agua, que contenga un modelo global de política de agua para toda España, fundamentado en el consenso, desde una perspectiva integradora y de equilibrio territorial, y basado en los criterios de unidad de cuenca, sostenibilidad medioambiental, prioridad de uso de la propia cuenca cedente, garantía de las necesidades presentes y futuras de la cuenca natural, y la solidaridad interterritorial, que tenga como objetivo final garantizar el derecho de todos los españoles a acceder y disponer de los recursos hídricos. Un Pacto Nacional del Agua que garantice toda el agua que necesite Castilla-La Mancha tanto en calidad como en cantidad.

2.- Valoran positivamente la política del Gobierno de España, y del Gobierno de Castilla-La Mancha durante la anterior legislatura, encaminada a la búsqueda de una política hídrica de consenso, eliminando el agua de la confrontación política, interesada y partidista, y haciendo de éste un bien generador de riqueza y prosperidad.

3.- Convienen en la necesidad de una planificación rigurosa y adecuada de la gestión del agua, sobre la base de criterios medioambientales, de eficiencia, de progreso económico, de educación y de sensibilización, respetando y cumpliendo las Directivas Marco Europeas en materia de calidad del agua, saneamiento y depuración.

4.- Consideran necesario avanzar en el uso de la reutilización y de la desalación, tanto para la generación de nuevos recursos hídricos, como para disminuir la presión sobre los ríos y aguas subterráneas, especialmente sobre el río Tajo y sobre la cuenca cedente, la del Tajo en Castilla-La Mancha. Incrementando la capacidad de las desaladoras existentes y ampliando las que se consideren necesarias. Se debe hacer una apuesta por el funcionamiento al 100% de las desaladoras existentes o futuras.

5.- Valoran positivamente las inversiones realizadas por el Gobierno de España en materia de abastecimiento de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía e instan al Gobierno regional a complementar dichas inversiones.

6.- Valoran positivamente el incremento del caudal mínimo no trasvasable de 240 Hm3 a 400 Hm3, así como la garantía que ello supone de una reserva estratégica por debajo de la cual no se pueden autorizar trasvases.

Las Cortes de Castilla-La Mancha instan al Gobierno regional a:

1) Ponerse a trabajar conjuntamente con el Gobierno de España a través de un diálogo constante y una planificación hidrológica rigurosa, poniendo fin a confrontaciones oportunistas e interesadas, y defendiendo el agua para Castilla-La Mancha y la mejor planificación para nuestra región y, en definitiva el bienestar de las personas. Dentro del Pacto Nacional del Agua, garantizar el agua en cantidad y calidad en Castilla-La Mancha, tanto para consumo humano, usos agrícolas y ganaderos, usos industriales, respeto de los caudales ecológicos y todos aquellos usos que dentro del respeto medioambiental sean necesarios para el desarrollo y progreso de Castilla-La Mancha.

2) Aumentar las vías de participación y cooperación con el Gobierno de España en aquellas materias de competencias concurrentes o compartidas como por ejemplo en la cooperación en la búsqueda de nuevos sistemas de explotación de infraestructuras hidráulicas más rentables y eficientes que permitan vertebrar el territorio frenando la despoblación del mundo rural.

3) Realizar las obras de abastecimiento necesarias en los municipios ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía, defendiendo la garantía de una cantidad estable y mínima de agua embalsada que permita el mantenimiento de la actividad socio-económica y agrícola, así como de la población, en dichos municipios.

4) Garantizar inversiones en infraestructuras hidráulicas derivadas de actuaciones finalistas consecuencia de los ingresos obtenidos en la tarifa de compensación del Trasvase Tajo-Segura, entre ellas la conexión Alcorlo-Beleña.

5) Concluir el proceso de depuración de aguas residuales en todos los municipios de Castilla-La Mancha, y la ejecución de las infraestructuras hídricas pendientes.

6) Construir balsas comunitarias en Castilla-La Mancha.

7) Ejecutar el 100% de las partidas destinadas a regadíos.

8) Llegar a un Acuerdo Nacional en materia de agua con el Gobierno de España y con todas las Comunidades Autónomas, en el que se contemple la prioridad de uso de la cuenca cedente, así como las necesidades presentes y futuras de la cuenca natural respetando las directivas marco europeas sobre el agua.

9) Trabajar para conseguir un río Tajo vivo a su paso por toda Castilla-La Mancha, donde en ciudades como y de la Reina puedan tener un río con suficiente caudal ecológico y agua de calidad. Asimismo, además de cubrir las necesidades ambientales, se garanticen las necesidades sociales y económicas de Castilla-La Mancha.

Las Cortes de Castilla-La Mancha rechazan el uso partidista, alejado de los intereses de la región y de todos los castellano-manchegos, que del agua se ha venido realizando siempre por el PSOE, ahora por un , y que ha supuesto un elemento distorsionador de la convivencia y como tal innecesario, injustificado e insolidario; y observan con preocupación la actitud que de nuevo está tomando el Gobierno regional con declaraciones vacías de contenido y tratando de hacer política con el agua y no una verdadera política del agua en nuestra región.

Es necesario buscar soluciones desde el acuerdo y el consenso, soluciones que garanticen el agua en cantidad y calidad para Castilla-La Mancha como un recurso público de interés general.