La presidenta del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, , ha denunciado hoy que Page no puede dar más prioridad a los problemas internos de su partido que a los intereses de los ciudadanos.

En rueda de prensa, la presidenta del GPP ha manifestado que llevamos más de dos meses y medio desde que Page no fuera capaz de sacar adelante los presupuestos que previamente había pactado con Podemos, y ahora se ha demostrado incapaz de solucionar esta situación.

Guarinos ha lamentado la “pasividad” del con una ley tan importante como la de los presupuestos regionales; lo que demuestra que “poco o nada le importan los presupuestos, ni ponerse a trabajar para resolver los problemas de los castellano-manchegos”, ha denunciado.

Por todo lo anterior, Ana Guarinos ha señalado que no podemos permitirnos tener un presidente que, ante esta delicada situación, se encuentra cruzado de brazos y sin hacer nada.

Además, la dirigente popular ha manifestado que el año pasado, que sí se aprobaron los presupuestos regionales, Page no los ejecutó, dejando de invertir y de gastar 700 millones de euros, con los que se podrían haber impulsado muchas cuestiones necesarias para nuestra tierra.

Page debe traer unos presupuestos que mejoren la vida de los castellano-manchegos

Asimismo, la presidenta del GPP ha señalado que Page debe traer unos presupuestos que mejoren la vida de los castellano-manchegos y las condiciones de los empleados públicos, pero no debe volver a traer los presupuestos que pactó con Podemos.

De este modo, ha recordado que el pacto de Page con Podemos conduce a subidas de impuestos; algo con lo que el PP no está de acuerdo, puesto que los populares reclaman una rebaja fiscal para ayudar a las familias, así como a aquellos que generan puestos de trabajo para que puedan seguir creando empleo y mejorando el crecimiento económico de nuestra tierra.

Con todo, ha lamentado que aún no conozcamos de qué manera Page va a solucionar la situación en relación con los presupuestos regionales, al tiempo que ha denunciado que el Gobierno de Page ya ha demostrado su incapacidad para gobernar, para presentar proyectos de ley y para solucionar los problemas de los ciudadanos, ha concluido.