La presidenta del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, , ha denunciado que el primer año de ha sido un periodo perdido, sin actividad y ha estado marcado por la paralización total del presidente de la Junta.

Según ha declarado en rueda de prensa, “desde que gobierna Page vamos a peor, porque hay menos actividad que hace un año”. En concreto, “si cogemos todos los marcadores que se han publicado en este tiempo podemos ver que existe más incertidumbre, mas desconfianza y más listas de espera sanitaria”.

“Castilla-La Mancha tiene desde hace un año un Gobierno que trabaja poco y vaguea mucho, porque está instalado en anuncios y con poca o ninguna disposición de trabajar y hacer cosas que beneficien a la región”, ha señalado.

La única iniciativa de Page ha sido la ley que sube los impuestos

La presidenta del Grupo Parlamentario Popular ha denunciado que al comienzo de la actual Legislatura, el Gobierno de Page entregó un documento sobre las previsiones legislativas del primer periodo de sesiones “pero que, en realidad, lo único con lo que ha cumplido es con la subida de impuestos”.

En este sentido, ha recordado que no se han traído a las Cortes en ese periodo el Proyecto de Ley de Transparencia y buen Gobierno, el de Auditoria Pública Ciudadana y el de Participación Ciudadana; y que el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta para el ejercicio 2016 no se trajo en ese periodo de sesiones.

“Sí que se trajo el límite máximo de gasto no financiero -techo de gasto-, porque había que aprobarlo antes de que finalizara 2015”, ha indicado Guarinos.

Además, ha criticado que el Proyecto de Ley anti Fracking todavía no está y el Proyecto de Ley de Ordenación de instalaciones de Radiocomunicación de Castilla-La Mancha aún no se ha presentado.

Asimismo, Guarinos ha apuntado que el Plan Extraordinario por el Empleo lo han pagado los ayuntamientos y las diputaciones, porque la Junta de Comunidades todavía debe a muchos consistorios las cantidades adeudadas.

Por otro lado, en periodo de sesiones, entre enero y julio de 2016, “la historia se repite”. En este sentido, ha recordado que los proyectos de Ley de Transparencia y buen Gobierno y el de Participación Ciudadana de Castilla-La Mancha no se han presentado.

Igualmente, tampoco se han presentado los proyectos de ley de la Cámara de Cuentas y de Auditoría Pública Ciudadana de Castilla-La Mancha; del ; de modificación de la Ley 8/1999 de Ordenación del Turismo en Castilla-La Mancha; y de medidas adicionales de protección de la salud pública y del medio ambiente para la exploración, investigación o explotación de hidrocarburos utilizando la técnica de la fractura hidráulica.

Además, tampoco se han presentado los proyectos de ley de Ordenación de Instalaciones de Radiocomunicación de Castilla-La Mancha y de reforma de la Ley 11/2005, de 15 de diciembre, del Estatuto del Consumidor.

Por lo tanto, Guarinos ha indicado que “el primero año de Page ha sido un año de anuncios y de promesas y de repetir durante dos periodos de sesiones continuados iniciativas legislativas de las cuales, la única que se ha sacado adelante es la de que los ciudadanos paguemos más impuestos”.