La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha destacado que “en el PP tenemos la convicción de que el actual sistema de los programas mixtos de formación y empleo no funcionan” y ha abogado por cambiarlos, “no solo aumentando la cantidad y con incentivos económicos, sino gestionando de una manera eficaz estos programas, para que no se conviertan en meros cursos, en los que una vez finalizados, los beneficiarios sigan sin poder incorporarse al mundo laboral” y vuelvan a las listas del paro.

Así lo ha manifestado hoy en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha, durante el debate y votación de la Proposición no de Ley relativa a la orientación profesional y la formación para el empleo en los planes de empleo, presentada por el Grupo Parlamentario Ciudadanos, de la que ha destacado que se hace esta propuesta pero “no dicen cómo hay que hacerlo”.

Guerrero ha constatado que, “en el actual sistema, una vez finalizados los cursos que comprenden estos programas mixtos de formación y empleo, se pierde el espíritu con el que nacen, como es, integrar en el mundo laboral a las personas que los realizan, lejos de esto, una vez finalizado, la mayoría de los alumnos vuelven a formar parte de las listas del paro”; con lo que al final sirven poco más que “para gastar dinero, y así acallar a la opinión pública y a la oposición, para mantener la idea, de qué desde el gobierno regional sí se está apostando por la formación y el empleo”.

Para la parlamentaria popular, los resultados son claros, “el actual sistema no mejora la empleabilidad ni satisface las necesidades formativas y laborales para integrar a las personas que los realizan en el mercado laboral”, por lo que Guerrero ha anunciado que el Grupo Popular estaría dispuesto a votar a favor de esta PNL si se aceptaran propuestas como las siguientes:

1.- Estudio previo, por profesionales, de cuáles son los mejores cursos a impartir, según las demandas y ofertas laborales de la zona a impartirlos, atendiendo a las necesidades reales laborales de oferta y demanda de la zona donde se impartan, y no atendiendo a criterios políticos y de conveniencia.

2.- Que lleguen más programas mixtos de formación y empleo a todos los Ayuntamientos, que son los que realmente conocen las necesidades de sus vecinos y su tejido empresarial, contribuyendo así el autoempleo y fijando población, especialmente en las zonas rurales, para así combatir la despoblación que sufren.

3.- Ampliar la oferta de programas mixtos de formación de empleo a personas en la franja de edad a partir de los 35 años hasta los 50 años, por ser los menos beneficiados en los programas mixtos actuales.

4.- El presupuesto destinado a programas mixtos de formación y empleo debe de ser veraz y real desde el inicio del presupuesto. La consejería debe pagar pronto y en un plazo razonable las subvenciones e incentivos económicos a las instituciones, organismos y empresarios que están llevando a cabo estos programas, pues de lo contrario, si deben de esperar largos periodos de tiempo para obtener la subvención correspondiente, los hace desistir de la solicitud.

Para Guerrero, “el texto esgrimido por el Grupo de Cs es una buena iniciativa, pero consideramos que insuficiente e incompleta, pues no nos dice ni nos propone como llevar a cabo esa reforma del sistema, que nosotros también creemos necesaria, pero no se puede apoyar por no aportar soluciones”, por lo que les ha pedido que “aporten sus soluciones y argumentos, al igual que ha hecho hoy el ”.