La Abogacía del Estado impedía liberar esos fondos para no restar margen de maniobra al siguiente Ejecutivo, pero el Gobierno ha encontrado un “resquicio legal” para actualizar la financiación a las comunidades sin saltarse el dictamen de la Abogacía del Estado que le impide el pago de estas cantidades por estar en funciones.

Una vez se concrete, el Ministerio de Hacienda desbloqueará 4.500 millones de euros a las Administraciones regionales por la mejora de la recaudación del IRPF, el IVA y los impuestos especiales durante este año, algo que reclaman desde hace semanas los presidentes autonómicos.

La ministra de Hacienda, , pretende desbloquear esa cifra en los próximos 10 días, con lo que busca dar tiempo suficiente para que los Gobiernos autónomos puedan anotarse esa partida y evitar recortes, según explica ‘El País’.

A mes y medio de las cuartas elecciones generales en cuatro años, eso supondría un alivio para las cuentas autonómicas, que han anunciado ya los primeros ajustes en servicios básicos por sus problemas de liquidez.