El ha elevado en una décima, hasta el 2,9%, la regla de gasto de este año para las corporaciones locales y pondrá en marcha un extra FLA (Fondo de Liquidez Autonómico) para darles más margen, al igual que ha previsto para las comunidades autónomas, con el fin de compensar por el efecto del IVA pendiente de 2017, que la FEMP cifra en 750 millones y que se descontará del cumplimiento de la norma de gasto, al tiempo que les ha marcado de nuevo un objetivo de déficit cero.

Así lo ha anunciado la ministra de Hacienda, , acompañada por la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Nacional de la (CNAL) que han presidido este lunes en , un paso más de cara a la presentación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2020.

Montero ha explicado que se ha trasladado a las entidades locales la senda de estabilidad presupuestaria para el periodo 2020-2023, que contempla de nuevo un objetivo de déficit cero para los ayuntamientos, que actualmente presentan ya un superávit de entre cuatro y cinco décimas. Además, se ha fijado un objetivo de deuda pública del 1,9% del PIB.

Para compensarles por el efecto del IVA de 2017 pendiente de pago, Montero ha anunciado que se ha propuesto la modificación de la regla de gasto para elevarla del 2,8% al 2,9%, lo que otorgará una décima de margen a los ayuntamientos, y se descontará el efecto del IVA del cumplimiento de la norma de gasto, ante la imposibilidad haber abonado el resultado del IVA en 2019, una causa “no achacable ni a los ayuntamientos ni al Gobierno que intentó corregir la situación sin éxito”.

Asimismo, Hacienda pondrá en marcha también un extra FLA para los municipios endeudados para que las facturas pendientes de pago se abonen “en tiempo y forma” con el fin de evitar aumentos en el plazo de pago a proveedores.

A este respecto, Montero ha optado por ser “prudente” y no dar una cifra del montante pendiente de pago por el IVA de 2017, dado el elevado volumen de número de ayuntamientos, si bien ha indicado que se especificará con la FEMP, que cifra la cantidad pendiente en 750 millones de euros, y que los datos son “transparentes”. “No hay ni trampa ni cartón”, ha apostillado.

El presidente de la y Provincias (FEMP), , ha celebrado las medidas porque las cifras son “perfectamente realizables” por los ayuntamientos, ya que presentan un superávit de en torno al 0,4% o 0,5% del PIB, acumulando ocho ejercicios con superávits y una cantidad que totaliza 25.000 millones de euros.

A su vez, cree que el aumento de la regla de gasto porque significará que el techo de gasto estará por encima y ha indicado que la ratio de deuda de los ayuntamientos ya está en el 1,9% del PIB.

INVERSIONES FINANCIERAMENTE SOSTENIBLES Y PLUSVALÍA MUNICIPAL

Otro asunto que se ha abordado en el marco de la CNAL es el referido a las inversiones financieramente sostenibles, sobre las que Montero ha trasladado que el “compromiso” del Gobierno para que estas inversiones se puedan acometer en un plazo de dos años (uno para programación y otro para ejecución), y evitar así las dificultades a la hora de la planificación.

Por su parte, Caballero (FEMP) ha pedido que el plazo de dos años para acometer las inversiones financieramente sostenibles se consolide plasmándose en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y ha reclamado que se abra una línea de depósitos en el a tipo de interés cero para que las entidades locales puedan mantener los 26.000 millones de remanentes que no pueden gastar u usarlo en activos financieros no especulativos.

Además, ha pedido que se amplíe el catálogo de inversiones financieramente sostenibles, por ejemplo a las catástrofes. A este respecto, la ministra ha asegurado que se estudiará con la FEMP la posible incorporaciones de más inversiones al catálogo De otro lado, sobre la plusvalía municipal Montero ha explicado que con motivo de la disolución de las Cortes decayó el proyecto de ley para modificar este tributo, si bien ha afirmado que se impulsará una medida en el Congreso respecto a este gravamen.

Caballero ha adelantado que la FEMP se reunirá con los distintos grupos para pedir se aborde “cuanto antes” la cuestión en el Parlamento.

NUEVA SENDA

Las medidas compensatorias planteadas por Hacienda para los ayuntamientos van en la línea de las previstas para las comunidades autónomas. El (CPFF) aprobó el pasado viernes la relajación de los objetivos de déficit para las regiones, estableciendo un déficit del 0,2% del PIB este año, del 0,1% en 2021 y equilibrio presupuestario desde 2022.

Con esta senda el Gobierno da más flexibilidad para el cumplimiento, puesto que el objetivo autonómico previsto inicialmente por el Ejecutivo de Sánchez era de un déficit de una décima del PIB este año, y que las regiones lograsen estabilidad presupuestaria ya el año que viene.

De hecho, la senda que aprobó el PP establecía equilibrio presupuestario para las comunidades autónomas ya para el ejercicio 2020. Para las regiones el Gobierno ha previsto descontar el efecto del IVA de 2017 del cómputo del déficit público de 2019 así como la puesta en marcha de un extra FLA.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda ha insistido en que la nueva senda de estabilidad presupuestaria para el conjunto de administraciones se aprobará en “los próximos Consejos de Ministros”, aunque es muy probable que vea la luz este martes, según indicaron a Europa Press en fuentes gubernamentales.

La senda de estabilidad presupuestaria actual y oficial, aprobada por el en 2017, fijó un objetivo de déficit para el conjunto del Estado del 0,5% del PIB para 2020 y estabilidad presupuestaria ya en 2021, unas metas prácticamente inalcanzables.

Junto a la senda es probable que vea la luz el nuevo cuadro macroeconómico sobre el que se elaborará el proyecto de Presupuestos.