Además, tendrán riesgo importante (aviso naranja) , , , , Guipúzcoa, , Menorca, , , , , Granada, . Por este mismo fenómeno tendrán riesgo (aviso amarillo) las provincias litorales de , , , , , y .

También mantendrán activo el aviso naranja por vientos, que podrán alcanzar los 100 kilómetros por hora en , , Lugo y Almería, y el aviso de riesgo (amarillo) las provincias de , el resto de provincias de Andalucía, todas las de Castilla y , Asturias, Cantabria, , , , , Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, , Ceuta, Melilla, Mallorca, Ibiza y Formentera.

Por su parte, las lluvias afectarán a buena parte del país, pero Cádiz, y Málaga tendrán aviso amarillo ya que podrán acumular hasta 40 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Las nevadas motivarán el aviso por riesgo importante en Lugo, Orense, León, y Asturias, donde se pueden acumular entre 20 y 30 centímetros de nieve. El aviso será amarillo por nevadas en , , , , , , , Granada, Jaén, Cuenca, Guadalajara, y La Rioja.

Este viernes la AEMET espera precipitaciones localmente fuertes o persisentes en Andalucía y en el área del Estrecho y vientos fuertes o muy fuertes en zonas de montaña y en los litorales. Las nevadas afectarán a las zonas montañosas del norte y este de la Península.

La jornada será nubosa o cubierta con lluvias y chubascos que serán casi generalizados y que podrán ser localmente fuertes, persistentes y con ocasionales tormenta en Andalucía y área del Estrecho, sobre todo durante la primera mitad del día.

Igualmente serán localmente intensos y con granizo en el entorno de , en el Cantábrico y en el sur de los Pirineos. En general irán remitiendo durante el día pero serán algo más persistentes en las proximidades de áreas montañosas.

Tendrán baja probabilidad de precipitaciones en el valle del Ebro, en el entorno de la Comunidad Valenciana, en Murcia y en el sur de Canarias.

Las nevadas se producirán a partir de 900 a 1.100 metros y bajará a 500 o 700 metros en el tercio noroeste peninsular; a partir de 1.000 a 1.200 metros en el centro y en el noroeste que irán bajando hasta unos 600 a 900 metros y hasta los 800 a 1.000 metros en el sureste.

Respecto a las temperaturas, la AEMET ha pronosticado que subirán en Canarias, Melilla y en el este de y que, por el contrario, descenderán en el resto, aunque la bajada será más acusada en el noroeste de la Península. Las heladas afectarán a las zonas de montaña y las más intensas se producirán en Pirineos.

Finalmente, los vientos soplarán del oeste y del suroeste y rolarán a noroeste fuertes o muy fuertes, especialmente en zonas de montaña y litorales. En Canarias el viento será del norte o del noreste y tendrá en general un carácter flojo.