Así en el mes de septiembre en Castilla-La Mancha se suscribieron un total de 1.579 hipotecas, de las que 125 fueron sobre fincas rústicas y 1.454 sobre urbanas. De las urbanas, sobre viviendas se realizaron 1.015, sobre solares 29 y sobre otras urbanas 410.

De igual modo, se cancelaron registralmente un total de 1.632 hipotecas sobre fincas. De esas cancelaciones 67 fueron sobre fincas rústicas y 1.394 sobre urbanas. De ellas, 788 corresponden a viviendas , 307 sobre solares y 470 sobre otras urbanas.

Por comunidades autónomas, las que registraron el pasado mes de septiembre un mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas fueron (5.660), Andalucía (5.542) y Cataluña (4.989).

En el noveno mes del año, la constitución de hipotecas sobre viviendas aumentó en once comunidades autónomas respecto al mismo mes de 2016 y bajó en seis, principalmente en (-13,1%) y Canarias (-11,6%).

Las regiones que presentaron los mayores incrementos fueron Aragón (+20,2%), (+19,8%) y Castilla-La Mancha (+18,6%).

Por su parte, las comunidades en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas fueron Madrid (970,7 millones), Cataluña (704,4 millones) y Andalucía (618,2 millones).

DATOS NACIONALES

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 29.388 el pasado mes de septiembre, cifra un 9,2% superior a la del mismo mes de 2016, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este repunte interanual, con el que se acumulan cinco meses consecutivos de alzas, es notablemente inferior al experimentado en agosto, cuando las viviendas hipotecadas aumentaron un 29%.

El importe medio de las hipotecas sobre viviendas creció un 9,6% respecto a septiembre de 2016, hasta los 123.649 euros, mientras que el capital prestado subió un 19,7% en tasa interanual, hasta situarse en 3.633,8 millones de euros.

En tasa mensual (septiembre sobre agosto), las hipotecas sobre viviendas se incrementaron un 10,6%, mientras que el capital prestado subió un 22,6%. En ambos casos se trata del menor crecimiento en un mes de septiembre desde al menos 2013.

El tipo de interés medio para los préstamos hipotecarios sobre viviendas alcanzó el pasado mes de septiembre el 2,83%, frente al 3,18% del mismo mes de 2016, con un plazo medio de 24 años.

El 63,4% de las hipotecas sobre viviendas se constituyó a tipo variable, en contraste con el 36,6% que se firmó a tipo fijo.

Para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable, el tipo de interés medio al inicio fue del 2,65%, frente al 3,20% para las de tipo fijo. En ambos casos los tipos fueron menores a los registrados en septiembre de 2016.

AUMENTAN LAS HIPOTECAS TOTALES

De acuerdo con los datos del organismo estadístico, durante el noveno mes del año se constituyeron 40.277 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de estas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un aumento del 8,6% respecto a septiembre de 2016.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos repuntó un 10,6% respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 5.709,6 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas ascendió a 141.759 euros, un 1,9% más.

El tipo de interés medio para el total de fincas se situó en el 2,67%, con un plazo medio de 23 años.

Para las hipotecas a tipo variable, que representan el 65,8% del total, el tipo de interés medio fue del 2,47% al inicio, mientras que se situó en el 3,16% para las de tipo fijo.

CAMBIOS EN LAS CONDICIONES

En cuanto a las hipotecas con cambios registrales, en septiembre sumaron 6.588, un 41,8% menos que en el mismo mes de 2016. En viviendas, el número de hipotecas que modifican sus condiciones disminuyó un 40,6%.

Atendiendo a la clase de cambios en las condiciones, en septiembre se produjeron 5.243 novaciones (o modificaciones producidas con la misma finalidad financiera), con un descenso interanual del 39,4%.

El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) bajó un 52,5%, mientras que el número de hipotecas en las que cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) descendió un 35,7%.

De las 6.588 hipotecas que cambiaron sus condiciones en septiembre, el 42,9% se debieron a modificaciones en los tipos de interés.

Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumentó del 11,8% al 17,3% y el de hipotecas a interés variable cayó del 87% al 81,7%.

El euríbor es el tipo al que se referencian la mayoría de las hipotecas a tipo variable tanto antes del cambio como después.

Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos en las hipotecas a tipo fijo retrocedió 0,9 puntos, mientras que el de las hipotecas a tipo variable bajó 1,3 puntos.