Durante la madrugada del 23 de enero, la Guardia Civil de Madridejos tuvo conocimiento de que horas antes —en esta localidad— se había cometido un delito de robo con violencia e intimidación. Un hombre había sido asaltado en el interior de su domicilio, le habían herido con un arma blanca y tras maniatarle le habían dejado encerrado en un cuarto de baño. Este hombre fue atendido por los servicios sanitarios y trasladado al hospital de Alcázar de (Ciudad Real).

El equipo territorial de () se hizo cargo de la investigación y personal del Laboratorio de Criminalística de la Unidad Orgánica de Toledo realizó una inspección ocular, según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Fruto de esta labor, la Guardia Civil logró identificar al autor de este delito, M.K., un hombre con antecedentes delictivos, por lo que procedieron a su detención.

Seguidamente y previa autorización judicial, los agentes realizaron el registro en la vivienda del delincuente, ubicada en la localidad de Madridejos, donde hallaron objetos procedentes de éste y otros cinco hechos delictivos cometidos en dos viviendas y en tres comercios de este municipio durante los meses de diciembre y enero.

La Guardia Civil imputó a este hombre un delito de robo con violencia e intimidación y cinco delitos de robo con fuerza en las cosas y lo puso a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de (Toledo), que decretó su ingreso en un centro penitenciario.