Ese día, los agentes realizaron un auxilio humanitario al desalojar un edificio en llamas y rescatar una persona que se encontraba en una vivienda incendiada, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

“Esta acción forma parte de la cotidianeidad del trabajo de policías y guardias civiles, pero conviene destacar que es un acto heroico que permitió salvar la vida de una persona”, ha destacado el primer edil, quien ha agradecido a estos seis agentes, “y por extensión a todos los que integran estos cuerpos local y estatal”, su “”profesionalidad, valor, espíritu de sacrificio, tesón, intuición, eficacia y entusiasmo en el servicio”.

José Luis Blanco también les ha dado la enhorabuena y ha insistido en la “importancia de la coordinación de Policía Local y Guardia Civil porque resulta fundamental y es beneficiosa para los vecinos y vecinas”.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno ha dado lectura al artículo 6 de la Cartilla del Guardia Civil, que recoge que “El guardia civil no debe ser temido sino de los malhechores; ni temible, sino a los enemigos del orden. Procurará ser siempre un pronóstico feliz para el afligido y que a su presentación el que se creía cercado de asesinos, se vea libre de ellos; el que tenía su casa presa de las llamas, considere el incendio apagado; el que veía a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado; y por último siempre debe velar por la propiedad y seguridad de todos”.

El texto, escrito en 1845, “sigue vigente y es un orgullo que la Guardia Civil permanezca fiel a esos ideales originales que les convierten en modélicos servidores públicos”, ha indicado Ángel Canales, al tiempo que ha señalado que “la Policía Local también comparte esos ideales”.

En el acto, celebrado en el salón de plenos con la presencia del equipo de Gobierno y de los portavoces de los grupos municipales de Izquierda Unida, y , se han entregado placas a y , de la Policía Local, así como a los guardias civiles Jesús Maestre y Javier Madariaga, ambos de la (Usecic), y a Alberto Chain y .