Cirujanos de la del ‘Virgen de la Salud’ de se han desplazado a Alcázar de San Juan para compartir una jornada de trabajo con sus profesionales y adquirir la formación necesaria para iniciarse en esta técnica a través de actividades teóricas y cirugía en directo, ha informado la Junta en nota de prensa.

La cirugía por vía transanal y microangiografía fluorescente con verde de indocianina, es decir, la administración de un liquido de contraste fluorescente para ver mejor los vasos sanguíneos, es una técnica quirúrgica que tiene los mismos criterios de radicalidad oncológica que las técnicas convencionales, pero ofrece ventajas tanto desde el punto de vista del control local de la enfermedad como de la recuperación postoperatoria de los pacientes.

La intervención se realiza de manera combinada por dos equipos. Uno de ellos realiza la intervención por vía laparoscópica abdominal y, de forma simultánea, otro equipo se ocupa de la movilización del recto y de la anastomosis —unión del recto y el ano— por vía transanal. Si bien es una técnica que requiere una mayor dotación de personal, la optimización del tiempo quirúrgico la hace más eficiente.

El uso de fluorescencia permite escoger las zonas con mejor riego sanguíneo del intestino para asegurar la continuidad del tracto digestivo y ayuda, además, a optimizar la práctica de la anastomosis y evitar la realización de una colostomía, la colocación de una bolsa externa para las heces.

Esta técnica es especialmente útil en aquéllos casos técnicamente más difíciles, como son los pacientes con pelvis estrecha y pacientes obesos y al ser un tipo de cirugía de mínima invasión disminuye la estancia postoperatoria, es decir, menos días de ingreso para el paciente, que se recupera con mayor rapidez y puede reincorporarse antes a su vida normal.

La cirugía transanal del cáncer de recto lleva utilizándose desde el año 2009 y se ha ido expandiendo de forma progresiva por hospitales de Estados Unidos y Europa. En España destaca la experiencia del ‘Clínic’ de y, en Castilla-La Mancha, la del Hospital General ‘La Mancha Centro’.

En la implantación de esta nueva técnica en Alcázar de San Juan ha tenido especial importancia la experiencia en cirugía laparoscópica adquirida y la existencia de una Unidad de Coloproctología, la cual incluye en su cartera de servicios el diagnóstico y tratamiento de estos pacientes.

El responsable del Servicio de Cirugía y del centro hospitalario alcazareño, , señala que “desde el punto de vista técnico, la cirugía laparoscópica del cáncer de recto es muy compleja y requiere equipos expertos”. Esto se debe a la proximidad del recto a otros órganos y a localizarse en una zona anatómicamente compleja (pelvis ósea) que dificulta la técnica quirúrgica.

De ahí que se estén desarrollando técnicas que facilitan el acceso y manejo del recto, como la transanal, y que cirujanos de otros hospitales visiten “La ” para aprender de su experiencia a través de actividades formativas específicas como su Workshop en cirugía rectal avanzada.