Cuenca, 27 febrero de 2019.- El de Cuenca, dependiente del , se ha incorporado al proyecto ‘Flebitis Zero’ en el que participan 50 hospitales españoles y que tiene como principal objetivo conocer y analizar la evolución de la tasa de incidencia de flebitis asociada al uso de los catéteres venosos periféricos (CVP), así como prevenir y garantizar un acceso venoso seguro, eficaz y mínimamente invasivo para los pacientes.

El proyecto se enmarca dentro de la promoción de buenas prácticas en la seguridad de los pacientes y está promovido por la Sociedad Española de , e Higiene. En el caso del , ha sido el primero de Castilla-La Mancha en incorporarse a esta estrategia multicéntrica para el establecimiento de prácticas seguras en manejo de los accesos vasculares periféricos.

La flebitis es una inflamación de la capa interna de la vena cuyo origen puede ser mecánico, químico o infeccioso. Se calcula que en España se colocan más de 20 millones de catéteres periféricos anuales ya que es el procedimiento invasivo más frecuente entre los pacientes ingresados en los hospitales y se estima que en el 12,9 por ciento de los casos se observan eventos adversos e incidentes relacionados con estos procedimientos, principalmente flebitis.

El del ‘Virgen de la Luz’, en colaboración con el área de Seguridad del Paciente y la Dirección de Enfermería de la Gerencia del Área Integrada de Cuenca, puso en marcha el año pasado este proyecto en Cuenca, cuyo principal objetivo es mejorar la seguridad del paciente con el fin de que todos los profesionales “hablemos el mismo idioma” en relación a la prevención y reducción de esos efectos adversos, tal y como ha explicado el doctor , facultativo de Medicina Preventiva del centro sanitario conquense.

En este sentido, el especialista ha indicado que para poner en marcha esta estrategia de seguridad lo primero que se necesitaba era saber de qué situación se partía en el Hospital Virgen de la Luz para lo cual fue necesario realizar una evaluación inicial, que se llevó a cabo el pasado mes de noviembre en las plantas de hospitalización 1ªB y 6ªA, una quirúrgica y otra médica.

Para ello, durante 14 días el personal de Enfermería de las dos plantas de hospitalización fue recogiendo datos de todos y cada uno de los catéteres que se ponían en la planta para analizar y determinar la incidencia de flebitis asociada a los catéteres periféricos (vías venosas) y las maniobras que se realizaban para su colocación y seguimiento.

Tras la recogida y el análisis de los datos, se ha procedido a realizar una formación on-line acreditada de todos los profesionales sanitarios de las dos plantas de hospitalización, dirigida desde el proyecto ‘Flebitis Zero’.

El objetivo ahora es proceder de nuevo a la recogida de datos sobre la implantación de catéteres durante el mes de febrero de este año para comprobar si las medidas adoptadas han dado resultado y, posteriormente actualizar el contenido del protocolo de acceso venoso periférico del Hospital de Cuenca.

“Se trata de medidas de eficacia probada que todos debemos adoptar, entre las cuales cabe mencionar la elección adecuada del tipo de catéter, la higiene de manos, la preparación de la piel con clorhexidina, el mantenimiento aséptico de catéteres o la retirada de catéteres innecesarios” ha comentado el facultativo, que ha añadido que desde el pasado mes de septiembre el Hospital ya cuenta con la autorización de la Comisión de Farmacia para que los profesionales dispongan en las distintas áreas con la clorhexidina alcohólica al dos por ciento, tal y como contempla el proyecto ‘Flebitis Zero’.

Además, el objetivo es que esta estrategia multicéntrica y multifactorial continúe desarrollándose progresivamente en las diferentes plantas de hospitalización del ‘Virgen de la Luz’ a lo largo del tiempo, con el fin de llegar a formar a la totalidad de los profesionales sanitarios en seguridad del paciente y lograr disminuir la incidencia de la flebitis asociada a la presencia de catéteres venosos periféricos.