El grupo de de la Membrana y Reparación Axonal del , centro dependiente del , ha descubierto la primera molécula (Galectina-4 o Gal-4) que inhibe la deposición de mielina en los axones.

La mielina, sustancia que envuelve y protege los axones de la neuronas y cuya función principal es la de aumentar la velocidad de transmisión del impulso nervioso, no está distribuida de manera continua y uniforme a lo largo del axón.

Según ha explicado el jefe del grupo de Biología de la Membrana y Reparación Axonal, José Abad, “la molécula Gal-4 organiza unos segmentos sobre el axón que no se pueden mielinizar y que van cambiando con el desarrollo de la neurona, así creemos que se forma la estructura discontinua final de la mielina que permite su función.”

“Aunque todavía se desconocen las funciones de dichos segmentos axonales sin mielina, éstos se han descrito recientemente también en zonas del cerebro (capas externas de la corteza) que controlan procesos más complejos, como el aprendizaje o la memoria, con lo que podrían tener un papel muy importante en patologías neuro-psiquiátricas”, informa el científico José Abad.

Derivado del trabajo publicado en la revista Scientific Reports se sugiere que un aumento de la molécula Gal-4 podría retardar o impedir la re-mielinización y la recuperación de la función nerviosa, “lo que implicaría que la Gal-4 y otros componentes de los segmentos no mielinizados, pueden ser dianas de alto potencial en enfermedades desmielinizantes, como la esclerosis múltiple”, manifiesta José Abad.

“Ahora queremos caracterizar la composición y la función de esas discontinuidades de la mielina y cómo se regulan sus cambios, para lo que hemos solicitado financiación a diferentes administraciones, como al , (MINECO)”, apunta el investigador. Ambos proyectos solicitados cuentan con el apoyo de entidades observadoras, como la Asociación de Esclerosis Múltiple de (ADEMTO).