Así lo ha señalado la directora provincial de Sanidad, , durante su intervención en el acto de clausura de las XXIV Jornadas de Insuficiencia Renal y Trasplantes, que, organizadas por la asociación para dar a conocer, profundizar y difundir los conocimientos sobre la Insuficiencia Renal Crónica (IRC), se han desarrollado durante este sábado en el salón de actos del Hospital Virgen de la .

María del Prado Carretero, que ha destacado y agradecido la encomiable labor que realiza la asociación Alcer en la atención y ayuda a los pacientes renales y a sus familias y le ha trasladado el apoyo del Gobierno regional, ha subrayado que el Ejecutivo presidido por “está firmemente comprometido en la recuperación de la sanidad pública y está trabajando para “continuar mejorando la calidad de la asistencia sanitaria de los castellano-manchegos”, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En este sentido, la directora provincial ha subrayado que “en el caso concreto de los pacientes renales, tal y como ha anunciado García-Page, está previsto incorporar el servicio de hemodiálisis para pacientes agudos en la cartera de servicios de los hospitales de Talavera y Alcázar de en la próxima legislatura”.

Durante su intervención, María del Prado Carretero puso también en valor que el Complejo Hospitalario de Toledo ha alcanzado en el mes de octubre los 400 trasplantes renales desde que el 7 de marzo del año 2007, fecha en la que se convirtió en el segundo centro sanitario de la región que contaba con autorización para realizar estas intervenciones de riñón.

Asimismo, la directora provincial ha recordado también “la buena noticia” que se produjo el pasado mes de octubre, cuando se realizaron 7 trasplantes renales en tres días a cuatro varones y tres mujeres que se encontraban en tratamiento de hemodiálisis desde hacía varios años.

“Estas cifras se consiguen gracias a la actitud altruista de los donantes”, ha señalado Carretero, quien ha agradecido la generosidad de las personas que acceden a la donación de órganos y ha destacado el esfuerzo de todos los profesionales de la Red de Coordinación de Trasplantes para conseguir un mayor número de donaciones y ha añadido “un esfuerzo que ha dado sus frutos, ya que las negativas familiares a la donación de órganos se situaron el año pasado en la cifra más baja de la historia de Castilla-La Mancha”.

De su lado, el concejal de Servicios Sociales, , ha destacado la importancia y la utilidad de la celebración de estas jornadas ya que “permiten a los profesionales sanitarios intercambiar información sobre los avances en la investigación y el desarrollo de nuevas iniciativas en relación a esta enfermedad” al mismo tiempo que pueden conocerlas los enfermos y sus familiares “para mejorar sus expectativas de salud y de vida”.

Tal y como han explicado el responsable municipal, la enfermedad renal crónica afecta al 9,16% de la población, en el caso de personas mayores de 65 años, y la prevalencia alcanza a casi un cuarto, el 23,67%, “acarreando importantes consecuencias sociales y laborales a quienes la padecen y también a su entorno familiar”, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.