Cita con el mejor jazz que ha sido presentada este jueves en el Palacio Provincial con la presencia del diputado de Cultura y alcalde de Huete, Francisco Javier Doménech, y los patronos de la Gabriela Díaz, y , según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Doménech no ha dudado en calificar este ciclo de conciertos como todo un clásico en la programación cultural de los veranos de Huete, donde los amantes de jazz tienen “una cita obligada” en esta primera quincena del mes de julio. Y es que se han programado dos conciertos, uno el 6 de julio en el ábside de a cargo de Pahola Crowley Quartet, y otro el día 13 en los jardines de Bodegas Calzadilla con Lou Marini & Red House; en ambos casos, a las 21.30 horas.

Dos escenarios, a juicio del diputado, a la altura de las actuaciones programadas, que, según espera, vuelvan a ser un excelente reclamo para visitar la ciudad de Huete, pudiendo a su vez disfrutar de su patrimonio histórico y monumental.

Y, precisamente, a propósito de ese patrimonio, Doménech ha querido llamar la atención sobre la complicidad que ha existido estos últimos años entre la Fundación Huete Futuro, la Diputación de Cuenca y el Ayuntamiento en aras de acometer grandes proyectos de mejora y rehabilitación del patrimonio.

De ahí que haya resaltado la gran labor de esta fundación en beneficio de la ciudad de Huete desarrollando todo tipo de proyectos, como por ejemplo, la rehabilitación que está acometiendo en la actualidad de una cueva-bodega con el fin de incluirla en una ruta etnográfica en la que mostrar al visitante al forma de vida de antaño o la elaboración de un Plan Director para la rehabilitación de la muralla de Huete.

El patrono, Leandro Romero, por su parte, ha agradecido al presidente su apoyo y colaboración en los últimos años a esta fundación, que, según ha subrayado, está celebrando a lo largo de este 2019 su décimo aniversario, lo que le da una relevancia especial a este Ciclo de Conciertos de Jazz Solsticio de Verano.

Romero ha aclarado que en el caso de la actuación en el Ábside de Santa María de Atienza la entrada será libre hasta completar aforo, mientras que en el caso del concierto en Bodegas Calzadilla será necesaria invitación y hay un aforo máximo de 250 personas.