Así se ha manifestado Huélamo en su discurso pronunciado en la Audiencia Provincial, acto que ha estado presidido por la fiscal general del Estado, ; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la región, ; y el fiscal superior de Castilla-La Mancha, , y al que han acudido, entre otras autoridades, amigos y familiares, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, .

El nuevo fiscal jefe ha asegurado que se va a esforzar en perseguir determinadas formas delictivas “reprobables” como pueden ser el delito de violencia de género, delito de odio y discriminación, delito de trata de seres humanos, delitos contra la integridad moral, delitos de acoso o delitos de siniestralidad laboral. También reforzará las investigaciones relacionadas con cualquier acto delictivo realizado a través de medios informáticos.

“Pretendo que la Fiscalía esté en ese interés social que nos asigna la Constitución como defensa del ante los tribunales”, ha apuntado.

Entre los retos a los que se enfrenta se encuentra la modernización de la Fiscalía. “Tenemos que adaptarnos al nuevo concepto de fiscalidad digital para que se cumpla la finalidad de la eliminación de papel pero siempre que los sistemas informáticos que se nos suministran sean eficaces y permitan que se tenga más celeridad y no dificulte el trabajo del fiscal”. “Sí a la justicia digital, pero con las mejoras y el rendimiento que espero se nos suministre por el de manera inmediata”, ha sentenciado.

AMPLIACIÓN DE PLANTILLA

Ha aprovechado la presencia de la fiscal general del Estado, María José Segarra, para solicitar una ampliación de plantilla “de forma inmediata y rápida” porque los fiscales de Toledo “están saturados de trabajo”. “Se va anunciando el aumento de nuevos órganos judiciales pero no se aumenta la plantilla de la Fiscalía”, ha censurado Huélamo.

Ha afirmado que “hoy es un día de los más importantes” de su vida profesional y ha indicado que asume el cargo “con gran satisfacción personal y con gran responsabilidad”, recordando que nunca un fiscal de base de la plantilla de Toledo había accedido al cargo de fiscal jefe.

Ha dicho que trabajará para “reflotar” el barco de la Fiscalía de Toledo y hacer que navegue “a velocidad de crucero” y que se comportará con “honestidad, respeto y dignidad”, al tiempo que ha tenido palabras de recuerdo y de reconocimiento hacia su predecesor en el cargo .

En declaraciones a los medios tras el acto, ha anunciado que va a asumir personalmente la portavocía de la Fiscalía con los medios de comunicación.

ESTUDIO SERIO DE LAS CARGAS DE TRABAJO

La fiscal general del Estado, María José Segarra, ha reconocido que las plantillas no son las necesarias y que hará todo lo que esté en sus manos para cambiar esta situación. De esta manera, ha explicado que se va a realizar un estudio serio de las cargas de trabajo de todas las fiscalías de España para hacer una petición fundada al Ministerio de Justicia.

También ha tenido palabras de reconocimiento hacia el nuevo fiscal jefe de Toledo y cree que va a hacer “una buena labor”. “El reto es grande y lo asume con una sonrisa”, ha señalado.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la región, Vicente Rouco, ha alabado la labor del anterior fiscal jefe de Toledo y ha ofrecido todo su apoyo y colaboración a Huélamo, de quien se ha mostrado convencido de que logrará que la Fiscalía logre su máximo grado de eficacia.

Le ha deseado de “todo corazón” el máximo acierto en el desarrollo de un cometido que “no es fácil”, se ha sumado a las reivindicaciones del nuevo fiscal jefe de Toledo y ha hecho hincapié en la carga de trabajo de la Fiscalía y la necesidad de aumentar la plantilla de fiscales para poder realizar una justicia de calidad como la que demandan los ciudadanos.

CURRÍCULO DE HUÉLAMO

Antonio Jesús Huélamo ingresó en la carrera fiscal en febrero de 1990. Entre los años 1990 y 2012 ha estado destinado como fiscal en la Fiscalía Provincial de Toledo, desempeñando los cargos de Fiscal Delegado de Menores de la Fiscalía Provincial de Toledo y de la Fiscalía de Castilla-La Mancha.

En abril de 2012 es nombrado Fiscal adscrito a la Fiscal de Sala Coordinadora de Menores, de la Fiscalía General del Estado. Desde julio de 2013 desempeña los cargos de Fiscal Delegado de Extranjería y Fiscal Delegado de Menores, de la Fiscalía Provincial de Toledo. En octubre de 2018 fue nombrado fiscal jefe de la Fiscalía Provincial de Toledo.