Formaster ha pedido que se vuelva a la normalidad de exámenes lo antes posible y que la Dirección General de Tráfico (DGT) solucione el déficit de examinadores que hay en la Jefaturas de Tráfico de Castilla-La Mancha, según ha informado la Asociación en nota de prensa.

La huelga de examinadores de Tráfico, desconvocada el pasado miércoles, ha dejado, según Formaster, una situación “muy complicada” en el sector de las autoescuelas y empresas de formación vial de la región.

Según datos de Formaster, en Castilla-La Mancha la huelga ha producido una caída del 56 por ciento por ciento de los exámenes prácticos de conducir con respecto al año pasado. Esto supone que no se han podido examinar 66 alumnos de Castilla-La Mancha por cada jornada de huelga.

En 2016, según datos estadísticos de la DGT, de junio a octubre, se realizaron en las Jefaturas de Tráfico de Castilla-La Mancha 23.712 pruebas prácticas de conducir y este año se han realizado 10.383, lo que ha llevado a un “colapso” de ciudadanos que quieren sacarse el carné.

Tras la solución del conflicto laboral, Formaster ha solicitado que se vuelva a la normalidad lo antes posible, para lo que piden que se intensifiquen los exámenes para descongestionar el colapso de alumnos en lista de espera para examinarse de la prueba práctica de conducción y que la DGT solucione el déficit de examinadores en la región.