El convenio venció el 31 de diciembre de 2015 y dos años después sigue sin renovarse, debido a las reiteradas dilaciones y circunstancias internas de las patronales del sector, la provincial ASTOTRANS ( por Carretera de Toledo) y la estatal UNO ( de Logística y Transporte).

Finalmente, a punto de terminar el año 2017, las patronales ofrecieron una mínima subida salarial del 1% tanto para el año actual como para el pasado 2016, exigiendo además la supresión de derechos, como el complemento de Incapacidad Temporal y el tiempo del bocadillo.

Tras celebrarse el pasado lunes sin acuerdo el acto de mediación, los sindicatos representativos de los trabajadores han optado por convocar “de momento” dos días de huelga en la semana de los “puentes” de diciembre, en unas fechas con un gran impacto comercial; y no descartan ampliar la convocatoria con nuevas fechas de huelga durante la campaña navideña, cuando el transporte de mercancías y la logística viven uno de los momentos más álgidos del año.

ASTOTRANS (Asociación Provincial de Empresas de Transporte de Mercancías por Carretera de Toledo y UNO (Organización Empresarial de Logística y Transporte) han ido dilatando las negociaciones para la renovación del convenio sectorial, de forma que a finales de 2017 sigue bloqueada la regulación de este año y del pasado.

Los sindicatos instan a ambas patronales a reconsiderar su actitud y “aprovechar las dos semanas que faltan para el inicio de la huelga. Nosotros vamos a aprovecharlas para seguir celebrando asambleas con los trabajadores; pero estamos a tiempo de evitar el conflicto. Siempre y cuando las patronales muevan ficha”, indican los responsables de la FSC-CCOO y la FESCM-UGT de Toledo, y .

“Lo que no es admisible es que, tras dos años de dilaciones, las patronales sólo propongan recortar derechos reconocidos en el convenio y unos incrementos salariales muy por debajo del IPC.

“Mientras los beneficios empresariales van en aumento, las plantillas llevan varios años sin incremento salarial y con salarios muy bajos. Además, lejos de consolidar empleo, las empresas abusan de la contratación precaria y recurren cada vez más a las Empresas de Trabajo Temporal”

“Tenemos que cerrar los dos años vencidos, este y el pasado; preservando derechos; con ganancias netas de poder adquisitivo, aunque sean moderadas; y con mejoras en la contratación y la calidad del empleo”, concluyen los responsables sindicales.