De este modo, la compañía ha registrado un Tiempo de Interrupción Equivalente a la Potencia Instalada (TIEPI), índice que mide este servicio, de 46 minutos, frente a los más de 57 minutos registrados en los once primeros meses de 2015, ha informado en un comunicado.

Esta calidad del servicio, superior al promedio de Iberdrola en España, se debe, según la compañía, a las inversiones que destina a mejorar y a ampliar su infraestructura de distribución de electricidad y al proyecto de despliegue de redes inteligentes que desarrolla en todas las regiones donde está presente. Durante 2016, Iberdrola tiene previsto destinar cerca de 32 millones de euros a la construcción y mantenimiento de subestaciones, líneas eléctricas y centros de transformación de Castilla-La Mancha.

En el marco del proyecto de implantación de redes inteligentes, Iberdrola ha sustituido alrededor de 550.000 contadores tradicionales por los nuevos equipos inteligentes en esta comunidad, lo que supone el alrededor del 75% de todo su parque de contadores con potencia contratada igual o inferior a 15 kilovatios y ha adaptado unos 4.500 centros de transformación, incorporando así las nuevas capacidades de telegestión.

De esta manera, al disponer de los nuevos equipos con telegestión, el cliente puede consultar —en la página web Iberdrola Distribución— las curvas de consumo diario, semanal y mensual, así como la demanda de potencia máxima. Esta información le permite conocer la forma en la que se distribuye su consumo y hacer un uso más eficiente del mismo, así como decidir el tipo de tarifa que mejor se adapta a su perfil.