Así lo ha anunciado el consejero de Educación, y Deportes de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, durante la presentación de la restauración de un banco de cerámica que la familia Ruiz de Luna ha donado al Museo ‘Ruiz de Luna’ de Talavera, quien además ha avanzado que serán tres las sedes de esta importante exposición que recorrerá 6.000 años de la cerámica en Castilla-La Mancha.

Felpeto ha dado a conocer que la iglesia de San Prudencio, recién restaurada por parte de la Fundación Aguirre-Patronato del Asilo de San Prudencio, será sede junto al Museo de Cerámica ‘Ruiz de Luna’ y el centro cultural ‘Rafael Morales’, y esto supone “recuperar la memoria sentimental de muchos talaveranos que durante años no han podido visitarla”.

Precisamente San Prudencio albergará las piezas de cerámica de las cuatro primeras partes de la exposición, en concreto, la prehistoria, la cerámica ibérica, romana y visigoda, la edad media islámica y cristiana y el esplendor de la cerámica Talavera y de El Puente del Arzobispo (Toledo).

Respecto a la segunda sede, en el Museo Ruiz de Luna se instalará la parte del renacer de la cerámica empezando por el taller Ruiz de Luna y todos los alfares que siguieron a lo largo del siglo XX, y la tercera sede, el Centro ‘Rafael Morales’, dará cabida a todos los nuevos creadores de la cerámica.

“MÁS QUE NUNCA CIUDAD DE LA CERÁMICA”

Según el consejero, esta exposición será un “poderoso reclamo” para Talavera en 2018 y, en su opinión, “será más que nunca ciudad de la cerámica”, al igual que sucedió con las exposiciones de ‘aTempora Cervantes 1616-2016 Shakespeare’, celebrada en (Guadalajara) en 2016, y ‘La poética de la libertad’, organizada ese mismo año en Cuenca.

Felpeto ha confiado en que esta muestra suponga “un antes y un después” para Talavera en lo que se refiere a la atracción de visitantes, generación de riqueza y empleo, así como para poner en valor su patrimonio.