Este incremento se articula en virtud de una Proposición de Ley presentada por el PSOE en las Cortes castellano-manchegas que de conseguir el apoyo mayoritario del Parlamento entraría en vigor con carácter retroactivo al 1 de enero de 2019.

Con esta herramienta parlamentaria se cumple el compromiso de elevar el salario más allá del 3% del recorte acometido en la pasada legislatura, que ya se ha recuperado en dos fases en los últimos años.

El PSOE recuerda en la exposición de motivos de esta Proposición de Ley que la Ley de Medidas Complementarias para la Aplicación del Plan de Garantías de Servicios Sociales del aprobó para el personal que desempeña funciones al servicio de la una reducción de sus retribuciones no exigida por las normas básicas del Estado.

Posteriormente, en otros dos textos legislativos, extendió dicha medida retributiva al personal del resto del sector público autonómico y al personal de las universidades de titularidad pública de Castilla-La Mancha.

“Desde el inicio de la legislatura actual se ha llevado a cabo un proceso de recuperación de los derechos y condiciones de trabajo del personal del sector público autonómico”, recuerda el texto presentado por el PSOE, que explica que en el seno de la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos de la ya se planteó esta medida en el año 2016.

Así, argumentan, el punto décimo de dicho acuerdo “establece que las materias sometidas a reserva de ley sólo podrán ser determinadas definitivamente por las Cortes de Castilla-La Mancha”.