Según recoge Europa Press, a partir del 1 de enero de 2019, las retribuciones del personal al servicio del sector público autonómico, incluidos y de los órganos directivos y de apoyo de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, así como las de los presidentes, directores generales, gerentes y órganos asimilados de las sociedades, fundaciones y demás entidades de derecho público con personalidad jurídica propia vinculadas o dependientes de la misma, se incrementarán en el porcentaje que, en su caso, autorice la normativa básica del Estado.

Por otro lado, se aprueban medidas urgentes en materia de retribuciones en el ámbito del sector público, de tal manera que en el año 2019 las retribuciones del personal al servicio del sector público no podrán experimentar un incremento global superior al 2,25 por ciento respecto a las vigentes a 31 de diciembre de 2018.

Además de lo anterior, el citado artículo prevé, con efectos de 1 de julio de 2019, otro incremento salarial de hasta un 0,25% adicional en función del crecimiento del Producto Interior Bruto a precios constantes en 2018.