En declaraciones a , el portavoz regional de los ‘populares’ castellano-manchegos, , ha indicado que con un límite de déficit establecido del 0,6 por ciento en 2017, “los socialistas ya están en abril en el 0,34, con lo cual el grado de incumplimiento es preocupante y fraudulento”.

“En el 2016 incumplieron, por poco, pero incumplieron, e hicieron trampas”, ha apuntado Robisco, que ha agregado que el Gobierno regional había “guardado facturas, había demorado pagos y había hecho pagos a más de 90 días” y que “se le desboca el objetivo de déficit del año 2017”.

Bajo su punto de vista, ahora mismo la región tendría que tener un déficit del 0,1 o el 0,2 por ciento del PIB y “va por la mitad”. “Con lo cual son trampas de trileros que no nos sirven para nada”, ha concluido.