El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado el primer borrador del futuro decreto regulador de la actividad profesional de guías de turismo y de empresas de información turística en Castilla-La Mancha, abriendo el periodo de información pública para que en el plazo de 20 días hábiles se puedan presentar alegaciones al mismo.

En este decreto se ha procurado conjugar la liberalización que promulgan las directivas europeas y las medidas nacionales, con la trascendencia que, para la oferta turística de la región, tiene la función del guía del turismo, en un entorno de incremento de la competencia y de la competitividad entre las y los profesionales del sector.

Este decreto habilita diferentes vías de acceso a la actividad profesional de guía de turismo, cuya novedad ha sido no centrarse en una titulación académica concreta, sino en la cualificación profesional de Guía de Turistas y Visitantes.

De esta forma se establecen 13 cualificaciones profesionales de la familia profesional ‘Hostelería y Turismo’, distinguiendo entre un procedimiento general de habilitación directa por cualificaciones y otro procedimiento de habilitación mediante la realización de pruebas de aptitud convocadas por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, competente en materia de turismo. El texto propone una habilitación directa para las titulaciones de formación profesional de grado superior y grado de Turismo y una semi-directa para los titulados en otras disciplinas relacionadas con la historia, el arte y humanidades.

Del mismo modo adapta la normativa al régimen jurídico de la libre prestación de servicios, tanto para los guías de turismo oficiales de otras comunidades autónomas españolas como para los guías establecidos en cualquier Estado miembro de , con el objeto de reforzar el mercado interior de servicios de la Unión Europea de los profesionales de la información turística.

Otra de las novedades del decreto es que suprime la figura del informador turístico local intentando ayudar a estos profesionales al acceso al mercado de guías de turismo, para que la actividad profesional alcance todos los rincones y territorios de Castilla-La Mancha donde exista un viajero y consumidor que los demande.

También establece un régimen jurídico para las empresas de información turística, intentando dar una respuesta institucional y normativa a los nuevos ámbitos de demanda y de prácticas de los consumidores de la información turística en Castilla-La Mancha.