El diputado de Podemos en las Cortes castellano-manchegas ha manifestado, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el secretario estatal de Sociedad Civil y Movimientos sociales de la formación, , y la secretaria regional de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales, , que esta es “una victoria de los trabajadores”, aunque ha asegurado que “no se pueden poner parches periódicamente”, por lo que ha reiterado que la solución es “la regionalización de Elcogas”.

Llorente ha hecho hincapié en que el anuncio del Ministerio “se ha hecho tras una reunión con los sindicatos”, algo que, ha continuado, “refuerza que este es fruto de la movilización”.

“Esta iniciativa llega en un momento de presión muy fuerte que ha obligado al Gobierno a moverse”, ha añadido.

Asimismo, ha expuesto que esta regionalización es “jurídicamente posible y económicamente viable”, asegurando que “no hay obstáculos legales en los que la Junta pueda refugiarse para no aceptar esta propuesta”.

Para el diputado, esta iniciativa responde a “una apuesta por lo público y por un cambio de modelo productivo con un papel fundamental de la energía”. En este sentido, ha señalado que “es necesario abrir este debate y apostar por la recuperación y la defensa de lo público, especialmente en sectores estratégicos de interés general”.

También ha criticado que el sector energético “ha sido fuente de infames puertas giratorias para ex altos cargos durante demasiado tiempo”, por lo que ha mantenido que “las energéticas mandan en Génova y en Ferraz y los partidos que han gobernado no pueden o no quieren enfrentarse a estas grandes empresas”.

RECUPERAR LA “SOBERANÍA ENERGÉTICA”

De su lado, Rafael Mayoral ha apuntado que Podemos a nivel nacional “apoya y reconoce” la iniciativa de Podemos Castilla-La Mancha, afirmando que esta “encaja en la estrategia de recuperar la soberanía energética” de la formación morada.

Mayoral ha asegurado no entender “la situación de angustia a la que se ha abocado a los trabajadores durante un año”, insistiendo en que estos “han garantizado el empleo a través de la movilización”.

Además, ha criticado “la política energética del PP” ya que, ha continuado, “parece que piensa que el barril de petróleo va a permanecer en 40 dólares permanentemente y no tiene en cuenta la sostenibilidad ambiental”.

En la misma línea, ha lamentado la “falta de interés” del Gobierno central en que “las energéticas cumplan su responsabilidad social”, por lo que ha repetido que considera necesaria “una visión a medio plazo y una exigencia a las eléctricas, que tienen beneficios y han recibido fuertes apoyos económicos del Estado en forma de subvenciones”.

“Es el momento de exigir que quienes han recibido subvenciones públicas asuman una responsabilidad social y, si no, que lo público defienda el interés general y garantice un proyecto industrial y la responsabilidad social con las comarcas y regiones donde se encuentran estas actividades económicas”, ha finalizado.