La exposición ha sido inaugurada por el diputado de Protección Civil y Extinción de Incendios, , que ha remarcado que “el espacio expositivo de la Diputación abre sus puertas a una artista diferente, especializada en decoración cerámica por la ”, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

La protagonista de esta exposición, ha señalado Martín, utiliza la cerámica como soporte de forma accidental para crear un mundo muy particular a partir de elementos de la vida diaria “innovando y evitando estancarse en lo ya conseguido”.

Rafael Martín ha destacado la propuesta cerámica de Inma Ochoa, “que recicla y transforma las cosas para dotarlas de una personalidad creativa y diferente, buscando siempre la belleza como elemento diferenciador y exclusivo”.

En sus obras predominan las alas de los insectos, en un elemento que la autora distingue “porque vuelan, son libres y cambiantes, en un tributo sincero a la naturaleza, capaz de crear vida donde no la hay”.

Las técnicas usadas por Inma Ochoa para sus creaciones se basan en la sobrecubierta talaverana, que consiste en pintar directamente encima del esmalte antes de cocer, y aprovecha para esgrafiar sus ilustraciones, utilizando aerógrafo para soplar fondos, incluso el uso del lettering en las piezas, a las que también aporta una mezcla de jabón con pigmentos cerámicos para decorarlas de forma única y exclusiva.

Formada en decoración cerámica en Talavera de la Reina, Ochoa ha ampliado su currículum con un curso de pintura al óleo y un taller de restauración de muebles en Miguel Esteban, así como un curso de Ilustración en la .

Su experiencia se sustenta en diferentes exposiciones, así como en su participación en diversos murales cerámicos temporales y temáticos, ilustraciones en diferentes publicaciones y en cd musicales, además de diseños creativos en zapatillas, patchwork, colchas, vajillas, marionetas, camisetas, pendientes, abalorios y paredes.

Inma Ochoa sigue investigando y aprendiendo, pendiente de las tendencias de cada momento, renovándose y mostrando la sensibilidad en las cosas sencillas del día a día y procurando ofrecer al público una visión artística del mundo que nos rodea. Su objetivo es dotar de permanencia a las cosas más fugaces de la naturaleza.

La exposición permanecerá abierta de forma gratuita hasta el 5 de diciembre en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas, de lunes a viernes, y los sábados de 12.00 a 19.00 horas.