Primero era Ángel Nicolás quien, a preguntas de los medios tras la firma de un acuerdo de colaboración, volvía a pedir que la revisión salarial pactada “se haga con sentido común y teniendo en cuenta al sector”, preguntándose si “hay que hacerla a la carta”.

“De todas maneras, las mesas de negociación siguen funcionando y ahí seguiremos. No nos levantaremos mientras haya una negociación”, ha apuntado.

En una rueda de prensa posterior, la titular de Empleo del Gobierno autonómico, Patricia Franco, reconocía que la situación económica y empresarial del tejido castellano-manchego no era equiparable a las grandes multinacionales ya que la recuperación “va llegando de manera distinta”, pero si ha replicado a estas afirmaciones del líder de la patronal que el acuerdo “es a nivel estatal entre sindicatos y Ceoe”.

“Ha llegado el momento de entender que la recuperación económica y el incremento de productividad de las empresas no pueden estar reñidos con el salario. Es el momento de reflexionar. El recorte en los costes empresariales no puede venir siempre por la parte laboral”, ha enfatizado.