A preguntas de los medios, el presidente de la , , que junto a su vicepresidente, y al director general del (), , ha asegurado que el “lío que se está planteando es muy grave” desde el punto de vista empresarial.

“Cada uno debe tener su opinión y se respeta, pero desde el punto de vista empresarial y económico, pues no hace falta que diga más”, ha agregado.

De otro lado, preguntado sobre si la asociación ha realizado algún tipo de estudio sobre lo que supondría económicamente para España la independencia , el director general del IEF ha explicado que “en absoluto”, ya que las cuestiones de esta índole no le competen “y no entran en tema de patronal y sindicatos”.

Preguntado también por si tienen cálculos de cómo afectaría a España que grandes grupos empresariales trasladasen su domicilio fiscal si el conflicto catalán prosperase, Corona ha señalado que no han hecho ningún cálculo, pero ha incidido en que el impacto que podría tener “no se puede medir”.

Corona, que ha expresado que las consecuencias no se podrían calcular porque podría ser que una compañía que tiene su sede en se trasladase a tenerla en y por lo tanto se mantendría en España, ha subrayado que el PIB catalán es una “parte sustancial” de PIB español, y es “muy difícil” saber las circunstancias de lo que ocurriría.