La responsable regional del se ha referido de este modo, a preguntas de los medios antes de dar cuenta del Informe de la Ley de Prevención de Malos Tratos y Protección a las Mujeres Maltratadas correspondiente al año 2016, sobre el hecho de que los cinco procesados contrataran a un detective privado para investigar a la presunta víctima, como ha quedado de manifiesto en el juicio.

Tras mostrar “máximo respeto” por las decisiones que toma el poder judicial, Martínez ha lamentado que en ocasiones “emergen conductas neomachistas que en lugar de proteger a la víctima pretenden revictimizarla y cuestionar su forma de vida, su forma de ser, de vestir o de hablar”.

“Esto sí que me parece grave. No quiero valorarlo, porque responde al juez, pero como directora del la Mujer y como feminista veo graves las estrategias que intentan culpabilizar a la víctima del delito que han cometido otras personas, en este caso presunto delito hasta que haya sentencia”, ha concluido precisando Martínez.