La localidad de Salobre fue el lugar escogido para celebrar el Día Internacional de la Mujer en un encuentro con colectivos de mujeres de la , bajo el lema “Nos hacemos visibles”, y con la proyección de un vídeo sobre los diferentes colectivos (Yeste, Molinicos y Salobre).

Esta actividad enmarcada en la celebración del 8 de marzo, y dentro de las más de 200 actividades organizadas por el la Mujer, también contó con la representación de la obra “Malditas” de la compañía Thales.

Durante su intervención, la directora provincial del Instituto de la Mujer en Albacete, Mercedes Márquez ha argumentado que el 8 de marzo “es un día de reivindicación, una jornada necesaria para recordar a las mujeres de la historia y que debe ser extensible al resto del año”.

Márquez también ha apuntado que en la actualidad existen obstáculos para lograr la igualdad de género y puso como ejemplo la brecha salarial, las discriminaciones múltiples, y la falta de corresponsabilidad, y ha recordado las terribles cifras de violencia machista registradas este 2017, además de otras formas variables de violencia como son las violaciones, agresiones, o la trata y explotación sexual.

“Hay que adoptar una postura crítica ante el machismo y los comentarios ofensivos, contra las actitudes persistentes contra la igualdad, y no tolerar los privilegios del patriarcado”, ha afirmado Márquez, que puso en valor el trabajo de la Red de Centros de la Mujer en la provincia de Albacete para construir “una sociedad en que mujeres y hombres compartamos los mismos espacios.

Para finalizar, la representante del Instituto de la Mujer insistió en la necesidad de la “visibilidad de las mujeres rurales” de una forma colectiva, y recordó unas palabras de la IV Conferencia de las Mujeres de : “Queremos la mitad de la tierra, la mitad del cielo y la mitad del poder”.