Durante el primer semestre de 2019 fueron atendidos un total de 14 incidentes por el Servicio de y a , y en situaciones de Urgencia, Emergencia, Crisis y Catástrofes, tras ser activados por el -2, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

Los datos que arroja este primer semestre de 2019, con respecto al mismo periodo del año anterior, suponen un ligero aumento en el número de incidentes con intervención del grupo de apoyo psicosocial. Sin embargo, el número de intervenciones sigue siendo bastante reducido en relación con ejercicios anteriores, lo que es una buena noticia ya que supone que siguen siendo escasas las situaciones en las que han tenido que hacer falta estos profesionales.

El es prestado por Cruz Roja, en virtud del contrato firmado con la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, a través de la Dirección General de Protección Ciudadana. Este servicio es esencial en aquellas situaciones de urgencia o emergencia en las que es imprescindible atender a los afectados de determinados incidentes o a sus familiares, para prestarles el apoyo anímico y psicológico necesario para afrontar una desgracia imprevista.

También, el grupo de intervención psicológica está pensado para los trabajadores de los organismos intervinientes en emergencias que, en numerosas ocasiones, pueden verse afectados anímicamente durante la partición en algún accidente o incidente de especial gravedad.

Por lo que respecta al tipo de incidentes que han motivado la activación de los equipos psicosociales de Cruz Roja, cabe destacar que los fallecimientos repentinos, siete casos, han sido las situaciones que más han conllevado la actuación de los psicólogos.

Tras éstos, los suicidios y los accidentes laborales fueron los otros incidentes que más motivaron la actuación de estos equipos psicosociales.

Por provincias, el mayor número de activaciones de estos grupos psicosociales se produjo en la provincia de Ciudad Real, con un total de seis, seguida de las provincias de , Guadalajara y Cuenca. Albacete fue la única zona de la Comunidad Autónoma donde no fue necesaria la intervención de los integrantes de este servicio.

La activación y coordinación de la atención psicológica en situaciones de emergencia que se lleva a cabo en Castilla-La Mancha es realizada por el y Emergencias 1-1-2, desde donde se preavisa y se activan los equipos de psicólogos de Cruz Roja para que actúen allí donde se les demanda.