Así lo ha anunciado el consejero de Agricultura, y Desarrollo Rural, , durante la visita a estas nuevas instalaciones para luchar contra el cambio climático, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Se trata, ha dicho, de seguir el camino ya iniciado de renovar la flota por vehículos menos contaminantes y más respetuosos con el que se han ido adquiriendo desde la pasada legislatura por parte del Ejecutivo regional. “Queremos que sirva también para promocionar la movilidad eléctrica que es uno de los objetivos de la estrategia contra el cambio climático en la que todos estamos inmersos”, ha subrayado.

PLACAS FOTOVOLTAICAS

El Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha, con sede en Tomelloso, cuenta ya con una instalación de placas fotovoltaicas que permitirá reducir su consumo eléctrico a la mitad y ser más respetuoso con el medio ambiente.

El consejero ha inaugurado estas instalaciones que han supuesto una inversión de 57.000 euros, y que serán amortizados en dos años y medio. De este modo, se pasará de un consumo anual de 123.000 kilovatios a la mitad, reduciendo emisiones a la atmósfera, al mismo tiempo que conlleva un ahorro en los costes generados por el consumo de electricidad.

El consejero ha estado acompañado por el director del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal de Castilla-La Mancha (Iriaf), ; la delegada de Agricultura en la provincia, , así como miembros del equipo de además del director de la obra.

Martínez Arroyo ha destacado que esta iniciativa va en la dirección de lo planteado por la estrategia de cambio climático del Gobierno regional con un objetivo de reducir para el año 2030 en un 30% la emisión de gases de efecto invernadero.

Castilla-La Mancha, ha recordado Martínez Arroyo, es la primera comunidad autónoma a nivel nacional generadora de energía eólica y la segunda, en energía fotovoltaica, siendo capaces en la actualidad de producir más energía eléctrica a partir de fuentes renovables de toda la que consumimos en la región, siendo autosuficientes. Así, la puesta en marcha de estas placas se une a las acciones ya realizadas en la legislatura pasada en la Viceconsejería de Medio Ambiente o las delegaciones provinciales de y de Guadalajara o la (Guadalajara).