El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha hecho la valoración de cómo ha transcurrido la Feria de la capital y ha subrayado que “la única novedad ha sido la presencia de protestas contra los recortes en los actos públicos y las plataformas ciudadanas recogiendo apoyos en el recinto ferial”.

En nota de prensa, desde IU en el Ayuntamiento han señalado que “ni Cospedal ni Bayod han podido darse un baño de masas: no se han atrevido a pasear a pie de calle para no encontrarse con los indignados” por los “recortes” de gasto, servicios y derechos en sanidad, educación, servicios sociales, dependencia o discapacidad o quienes claman contra los desahucios de viviendas.

En relación a las atracciones, han indicado que en general “eran caras” y que el día dedicado a la infancia “rebajaron tanto el precio como la duración de la vuelta”. También han “echado de menos” propuestas culturales “de mayor calado”.

En cuestiones organizativas y de infraestructuras se han felicitado “por la ausencia de problemas de seguridad”. A su juicio, los equipos de limpieza “han trabajado duro y la Feria ha estado limpia, salvo en días y horas de mucha afluencia”. Asimismo, han destacado que la cobertura de telefonía móvil “era muy deficitaria y no ha sido fácil comunicarse en el recinto ferial”.

BOTELLÓN

Para IU se ha constatado que el ‘botellón’ en Feria “no ha desaparecido ni se ha limitado a los días y espacios permitidos por la alcaldesa”, aunque han reconocido que “se ha disminuido en afluencia y parece que ha causado menos molestias a los vecinos”, pero la suciedad y la falta de respeto al espacio público en las grandes concentraciones “han persistido”.

Desde IU han afirmado que “la solución salomónica de Bayod no ha gustado ni a hosteleros, ni a jóvenes y ha aliviado relativamente a los vecinos del barrio Feria”.

Otro de los aspectos valorados ha sido la movilidad, que en Feria “ha sido difícil, como siempre”, citando como ejemplo que se han reproducido los atascos y los problemas de aparcamiento en toda la ciudad, las ocupaciones indebidas de las aceras y las obstrucciones del carril-bici y no se ha fomentado el uso del transporte público.

“La supresión del autobús gratis al Recinto Ferial ha sido un error, un retroceso en la promoción de la movilidad sostenible”. Tampoco se ha fomentado —ha apuntado IU— el uso de la misma para acudir al Recinto Ferial y los puntos de aparcamientos para bicis establecidos, adecuados y seguros, no eran conocidos por el público.

En relación al aspecto económico, a tenor de los datos facilitados por los feriantes y responsables del Ayuntamiento, “el volumen de negocios ha sido positivo, al igual que la afluencia de público, por lo que llegamos a la conclusión de que la Feria de 2012 ha ido bien”, ha subrayado IU que, en definitiva, ha resumido afirmando que esta ha sido “una Feria sin lluvia, sin problemas añadidos a los que ya sufrimos con la crisis, sin grandes lucimientos, que ha permitido disfrutar de un tiempo de ocio”.