Así lo ha explicado el coordinador regional de IU, , quien ha considerado que esta decisión se toma “muy tarde” y en un momento “donde ya no cabe una casa de apuestas más en Castilla-La Mancha por la enorme proliferación de los últimos años, donde la Junta de Comunidades no ha hecho nada por evitarlo, cuando estaba en su mano, como ha demostrado”, ha informado este partido en nota de prensa.

“Tras cuatro años de inacción total, con una de las legislaciones más laxas del país y viendo cómo está afectando este asunto a la población, con mayor dureza entre los jóvenes, el Gobierno por fin ha decidido mover ficha”, ha declarado Crespo, pero lamenta que el “daño ya está hecho”.

Según el líder de esta formación de izquierdas se necesita un profundo cambio en la legislación autonómica para “evitar que se coloquen más casas de apuestas que lo único que consiguen es fomentar la ludopatía” y que permita “cerrar las muchas que han instalado en nuestros barrios”.

Mientras tanto, Crespo ha señalado que se debe “hacer cumplir de forma inminente” las actuales legislaciones con las que se prohíbe a los menores de edad entrar a estos lugares, ya que según los últimos datos el número de usuarios entre los 14 y 18 años se ha incrementado notablemente.

Por último, Juan Ramón Crespo ha recordado que diputada de Izquierda Unida en el Grupo Confederal de Unidas Podemos, , preguntó al sobre las medidas concretas para luchar contra la proliferación y la publicidad intensa de anuncios de juego y casas de apuestas y su respuesta estaba llena de “vaguedades y de referencias a supuestos planes de acción, lo que supone una falta de soluciones concretas y una dejadez total”.