De ahí, que el líder de la federación de izquierdas en Castilla-La Mancha haya pedido al Gobierno regional que dote “adecuadamente” las partidas destinadas a luchar contra la pobreza y exclusión social, según ha informado en nota de prensa IU.

“Castilla-La Mancha no es una región pobre, pero sí que tiene mucha gente pobre como consecuencia de los gobiernos que han estado en los últimos años”, ha dicho Crespo, que ha recordado que la región se encuentra en la cuarta posición a nivel nacional en niveles de pobreza y exclusión social, que la institución regional ha dejado de invertir más de un 15% desde 2008 en políticas sociales y que quedan 60 millones de euros para alcanzar la media del Estado dedicada a rentas de reinserción.

De ahí, que el líder de la formación de izquierdas haya denunciado que se están denegando las ayudas de Ingresos Mínimos de Solidaridad desde el mes de agosto por falta de presupuesto, mientras que las ayudas de Emergencia Social llevan paralizadas desde hace varios meses.

“Hemos venido denunciando esta situación de forma constante y diciendo que no se están poniendo en marcha las medidas adecuadas para acabar con esta pobreza en nuestra región, mientras García-Page está más atento en bombardear la posibilidad de formar un Gobierno, lanzando discursos homófobos que no interesan, ni le benefician a nadie, que en proteger a sus ciudadanos y ciudadanas para sacarlos de la pobreza”.

Dicho esto, ha criticado que el presidente regional, por contra, “no se ha olvidado de otros asuntos como son los salarios para los diputados y diputadas, la limitación de mandatos para poder seguir siendo Presidente ‘sine die’, aprobaron un decreto de altos cargos para la Junta de Comunidad y designar a dedo a los asesores que a ellos les interese o, la última, con la consolidación de los niveles de los altos cargos”.

Por último, Crespo también ha reprochado el “silencio preocupante” que está teniendo el desde el inicio de esta nueva legislatura.