El coordinador general de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha, , ha propuesto incentivar la creación de empleo público como receta contra la despoblación en el territorio de la Comunidad Autónoma, a lo que ha sumado la idea de analizar cómo se utilizan los fondos recibidos desde para este cometido y comprobar si se están gastando “de manera eficiente” para sacarles más partido.

En rueda de prensa, Crespo ha insistido en esta idea de complementar los planes de empleo con políticas de creación de puestos de trabajo más allá del sector privado. “Si no lo hace la empresa privada, que lo haga la pública. No hay que tener miedo de crear empleos desde el sector público a través de empresas”, ha indicado.

En cuanto a la posibilidad de auditar el gasto de fondos recibidos desde la Unión Europea para comprobar si se están utilizando de una forma “eficaz”, ha dicho que hay países como Escocia donde sí han funcionado las partidas contra la despoblación, por lo que urge a estudiar cómo se están poniendo en marcha.

Para eso, sugiere además intentar aumentar la recaudación y recuperar servicios privatizados. Si no, “mientras tanto, se sufrirá la despoblación en Castilla-La Mancha, algo que no es un castigo divino sino consecuencia de las políticas realizadas”.

Y es que el líder regional de IU ha tasado en unos 800 millones de euros los fondos recibidos desde 2015 para este cometido, a lo que ha sumado otras partidas del Estado español que podrían haberse “malgastado”, ya que “no han servido para el fin que se pretendía”.

Crespo ha avanzado que una veintena de alcaldes de IU en Castilla-La Mancha se reunirán el próximo martes en el con su Grupo Parlamentario en la Cámara Baja para “enfocar” todos estos problemas en los ayuntamientos donde gobiernan.

“Los ayuntamientos tienen muy poca competencia, y por eso vamos a reunirnos con el Grupo Parlamentario, para poder llevar al Congreso todas nuestras propuestas contra la despoblación”, ha indicado.

SIN PRESUPUESTOS DE 2019 “SE PIERDE UN AÑO”

De otro lado, el dirigente de izquierdas ha considerado que el hecho de que no haya presupuestos para 2019 es “perder un año”, y le ha recordado al Gobierno autonómico que otras comunidades autónomas sí han sacado adelante cuentas para este ejercicio.

Por eso, entiende que la Junta “no cumple con sus responsabilidades”, ya que hacer unos presupuestos para 2019 habría sido “una mejor manera de comenzar” a implementar políticas que sirvan para que la región “salta del vagón de cola”.

Para Crespo, la realidad de Castilla-La Mancha pasa por ser la cuarta por la cola en niveles de pobreza y exclusión social, con casi tres de cada diez castellano-manchegos en riesgo.

Y lo más alarmante, a juicio del coordinador castellano-manchego de IU, es que esa tasa aumenta con respecto a parámetros anteriores, ya que en un año ha crecido en más de un punto, según los datos ofrecidos por el dirigente político.