Este programa de cooperación con el Shar University Hospital de Suleimania ha incluido la evaluación, diagnóstico y tratamiento quirúrgico de sesenta pacientes con problemas urológicos, la mayoría de ellos niños y niñas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En esta primera misión a Kurdistán se han realizado operaciones quirúrgicas complejas especialmente en pacientes pediátricos. La mayoría de estos pequeños sufrían patologías graves como vejigas neurógenas y malformaciones congénitas urológicas. Durante esta misión a Kurdistán, la Fundación para la Cooperación Médico-Quirúrgica Miguel Litton ha tenido la suerte de contar con “un extraordinario equipo de profesionales”.

En esta brigada de operación han participado, además de Manuel Esteban, también presidente de la , los doctores Miguel Litton, fundador y presidente de la Fundación que lleva su nombre; el jefe del servicio de Urología Infantil del Hospital madrileño de La Paz, ; el jefe de servicio de Urología del Hospital Puente del Mar, ; y el jefe del servicio de Urología del Hospital San Juan De Dios de Sevilla, Jaime Bachiller.

TALLERES FORMATIVOS

Durante la misión también se impartieron talleres formativos para personal médico y de enfermería sobre la forma de abordar y solucionar patologías urológicas complejas, como el trasplante de riñón en pacientes con enfermedades de vejiga, los estudios urodinámicos, el seguimiento durante el crecimiento de los pacientes pediátricos con vejiga neurgénica o la cirugía en la enfermedad de Peryonie, entre otros.

Esta misión de cooperación médico-quirúrgica se ha coordinado con la colaboración del Gobierno de la región del Kurdistán iraquí y el apoyo de la Fundación José Ramón de la Morena.

Más de 300 urólogos de todas las comunidades autónomas españolas lleva tres décadas realizando con las Brigadas urológicas más de 1.800 operaciones. No sólo se realizan las cirugías, sino que también se programan intervenciones quirúrgicas, ciclos de conferencias y jornadas urológicas con especialistas de los países receptores.

Tuvieron su inicio en 2006 para operar a personas sin recursos y tras una primera experiencia piloto en Nicaragua se han extendido a otros lugares como Costa Rica, y Honduras, a las que se ha sumado el Kurdistán iraquí.