La diputada provincial de Turismo, , ha destacado, en la rueda de prensa de presentación, que es “una de las iniciativas de promoción más consolidadas” en la provincia y que sirve de atracción de visitantes.

El mes de octubre, ha señalado, es “tradicionalmente malo” para el sector hostelero y esta iniciativa surgió para impulsar la actividad de los establecimientos, y la iniciativa es “una de las más esperadas” porque “todo el mundo sabe que al acabar la Feria de Albacete, empiezan las Jornadas de la Tapa”.

Unas Jornadas que han sabido “adaptarse a los tiempos” e ir atendiendo las demandas de la clientela “año tras año”, además de que , , Ossa de Montiel, La Roda, Casas Ibáñez o localidades de la Sierra del Segura también han impulsado sus propias Jornadas.

“El sector está viviendo un momento dulce, está en auge” y la cocina de vanguardia cada vez tiene más demanda, y esto se volverá a constatar un año más en estas jornadas, en las que este año “participan 118 establecimientos”.

Como muestra, ha recordado que el estand de la Diputación Provincial en la Feria de Albacete se dedicó este año a la gastronomía de vanguardia y a los productos de esta tierra.

, concejal de Promoción Turística de Albacete, ha aplaudido la iniciativa de la Apeht, que es “un enorme escaparate gastronómico” de la provincia, y también es “un escaparate enorme” para el turismo y una “enorme oportunidad de pasear la ciudad”.

Es una actividad “para disfrutar de la gastronomía de la ciudad” y se ha consolidado gracias al esfuerzo de la Asociación, porque requieren de un “enorme trabajo de previsión y organización”.

Son “unas fechas idóneas” para hacer una apuesta turística de la ciudad y la provincia y ha animado a que vengan a disfrutar de ella también visitantes de provincias de alrededor.

Ésta ya no es “una jornada al uso”, ha defendido el presidente de Apeht, , porque “cada año llegamos a más visitantes de fuera” y permite hacer de octubre “uno de los meses más importantes”, junto al de Feria y a la Navidad.

“Cada vez se hacen tapas con más calidad” y es “un pique sano” entre compañeros para ofrecer una alternativa llamativa y atraer cada año a una mayor clientela.

Aunque son 10 menos que el año pasado, es “una línea de participación muy aceptable” y se mantiene en 2 euros la tapa y la caña y tapa 3 euros, que es una promoción para atraer más.

“El año pasado se vendieron de 120.000 a 140.000 tapas, y eso supuso un impacto económico de unos 500.000 euros”, y lo que representa, ha apuntado Giménez, unos “números” que benefician a la Hostelería.

Se mantiene la aplicación móvil, para conocer los establecimientos participantes y las tapas que ofrecen, y los sorteos también permanecen, el del check-in del público, por el que se sortean 8 cheques regalo por valor de 40 euros para canjear en uno de los establecimientos asociados a Apeht, y entre los usuarios que sellen el pasaporte y rellenen las 10 casillas, se sortearán otos ocho cheques regalo de 40 euros.

Y repite, ha confirmado el presidente de la Apeht, el concurso del voto popular para decidir la “mejor tapa” de la ciudad, que se puso en marcha el año pasado y “funcionó bien”.

Giménez ha avanzado, además, que, como novedad de este año, el ganador de la II edición del Concurso de la Tapa será el representante de la ciudad para el I Concurso Nacional de la Tapa que se celebrará en FITUR el próximo mes de enero.