El director general de Juventud y Deportes del y futuro alcalde de La Roda, , ha recogido este viernes la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma en el acto institucional con motivo del Día de la Región, un galardón que ha recibido invitando a toda la sociedad a vivir la vida con optimismo. “No dejen que la vida les golpee para vivirla como merece”.

Amores, afectado de ELA desde hace casi cuatro años, ha reconocido que en este día, su “sueño” se ha plantado ante él. Se ha dirigido al presidente autonómico, , para agradecerle este día y esta distinción, agradecimiento que ha hecho extensivo a todo el de la región.

Fue el 13 de noviembre de 2015, tal y como ha recordado, cuando fue diagnosticado de ELA. Ese día, a las 17.00 horas, su vida cambió. “Apareció la mayor de las dificultades pero salió la mejor versión de mí, con el apoyo de mucha gente”.

Ha celebrado poder celebrar este día junto a su familia, reparando en la presencia hasta incluso de sus primos “y también reprimos” en el salón de actos del Palacio de Congresos. “Incluso iba a estar mi suegra”, ha bromeado Amores, tras lo que ha enviado a su familia política “el mayor de los abrazos”.

Amores ha enumerado a decenas de personas que merecen su agradecimiento, desde su equipo en la Consejería de Educación, Cultura y Deportes hasta sus amigos, “jefes” y subordinados.

MENSAJE A AROCA

Juan Ramón Amores ha tenido palabras para el todavía alcalde de La Roda, el ‘popular’ , a quien tendrá el “honor” de suceder al frente de la Presidencia del Ayuntamiento. Ahora le toca cumplir el “sueño de todo aquél que entra en política”, como es ser el regidor de su localidad natal, extremo por el que ha dado las gracias a todo su equipo.

Ha vuelto a bromear con el titular de la jornada: “ y Juan Ramón Amores, Medalla de Oro de la región. Mi cabeza no llega a entender por qué me toca a mí la distinción que le toca a Manolo García o que le tocó a , a o a ”.

Cuando a uno le diagnostican, ha dicho, se corre el riesgo de quedarse “como un burro amarrado a la puerta del baile”, parafraseando así a su compañero de Medalla en este acto, Manolo García, a quien le ha robado numerosas frases que ilustran sus canciones para completar su intervención.

“El 13 de noviembre de 2015 me sentí como un halcón herido por las flechas de la incertidumbre. Pero hoy, gracias a vosotros, los nudos de mi cuerda, me siento hoy como un halcón llamado a las filas de la insurrección”, ha entonado Amores.

GUIÑO PÓSTUMO A

Amores se ha dejado para el final su mensaje para el último de los premiados al que ha hecho mención, el doctor Antonio Cepillo, fallecido hace pocos meses. Así, para culminar su alocución, se ha sacado la característica nariz de payaso que siempre acompañó al médico albaceteño en su carrera levantando sonrisas de niños enfermos. Este gesto ha merecido de nuevo que el auditorio se pusiera en pie.

“Cepillo, el ‘Capitán Optimista’. Por ti. Por cada uno de los héroes invisibles como nos puso Paco Luzón. Los de ayer que ya no están, los que están ahora, los tres que cada día diagnostican, va mi premio. Muchas gracias”.

“Me llamo Juan Ramón Amores, soy enfermo de ELA, pero me despido con un mensaje de optimismo. Debemos ser una sociedad que nunca se rinda, que reparta sonrisas y que siempre se acuerde de vivir. Pero hoy no soy yo ‘El último de la fila’. Os dejo con Emiliano García-Page”, ha rematado su intervención, levantando por tercera vez a un emocionado auditorio.

García-Page ha recogido el testigo de Amores, visiblemente emocionado, para asegurar que la Medalla de Oro que hoy recibe, “se le queda pequeña”.