El consejero de , y , , ha destacado la importancia de este tipo de acuerdos para poner en marcha los Planes de Impulso al (PIMA) 2017, gracias a los cuales los municipios que han solicitado las ayudas, recibirán esa subvención, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La adaptación de los puntos limpios para la recogida de aparatos eléctricos y electrónicos se realizará en Almansa, Argamasilla de Calatrava, Seseña, Torrejón del Rey, , Argamasilla de Alba, , , Herencia, del Cuervo, , de Almoradiel, Quintamar de la Orden, , Socuéllamos, Villafranca de los Caballeros y Villacañas; mientras que se pondrán en marcha sistemas de recogida de aceite doméstico usado, en el caso de las localidades del consorcio de la Diputación de Guadalajara y el Ayuntamiento de Daimiel.

Martínez Arroyo ha trasladado el informe que este martes se dio a conocer por los expertos asesores de la , un informe que ha calificado como “demoledor” y que incide en la necesidad que “tenemos todos, para hacer frente al incremento de la temperatura global, para que se limite a 1,5 grados frente a la época preindustrial”. Y es que, ha dicho, si este incremento fuera de dos grados “estaríamos ante una situación catastrófica”.

En este sentido, ha valorado la importancia de la firma del convenio de colaboración de hoy, ya que supone “un compromiso de todos, de los poderes públicos, para luchar contra el cambio climático y recuperar en la medida de los posible las materias primas y productos trasformados que utilizamos todos cada día”.

De esta manera ha enumerado algunos de los efectos del cambio climático que “son conocidos por todos”, como la reducción de glaciares, la pérdida de biodiversidad, la sequía o las inundaciones, ante lo cual ha insistido en que “tenemos ante todos un compromiso global”, reiterando el compromiso del Ejecutivo castellano-manchego, que ya ha cumplido, por ejemplo, con las reducciones de emisión de CO2 comprometidas a nivel nacional para el año 2020 y está fijando actualmente los compromisos para el 2030, estando “a la vanguardia de estos retos”.

La firma se ha realizado con el presidente del Consorcio de Residuos y de la Diputación Provincial de Guadalajara, ; el director de Servicios de Comsermancha y Secretario de la Mancomunidad, ; así como el alcalde de Daimiel, ; el teniente de alcalde de Almansa, ; el alcalde de Seseña, ; y contando, además, con la presencia de representantes municipales de varios de los 311 municipios que se van a beneficiar de estas ayudas.

UN OCHO POR CIENTO MÁS

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha recordado los datos de recogida de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en la región en 2017, con un incremento de un ocho por ciento respecto al año anterior, una cifra que ha calificado de “muy positiva”.

Así, durante 2017 se han recogido en Castilla-La Mancha un total de 12.552 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), de las cuales cerca del 90 por ciento proceden de los hogares castellano-manchegos, y el 10 por ciento restante, de establecimientos comerciales e industriales.

Los grandes electrodomésticos como lavadoras o neveras, suponen casi la mitad de los RAEE recogidos, seguidos de los aparatos electrónicos y los pequeños electrodomésticos.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado que en el caso de los residuos eléctricos y electrónicos del 100 de lo recogido, el 94 por ciento se valoriza y solo el seis por ciento se elimina, un porcentaje importante que implica que se le da “vida útil a casi todo lo que llega”.

APUESTA POR LA EDUCACIÓN AMBIENTAL DESDE PEQUEÑOS

Francisco Martínez Arroyo también ha recordado el compromiso del Ejecutivo para avanzar en la educación ambiental de los más jóvenes.

Así, el Gobierno de Castilla-La Mancha cuenta ya en este legislatura con un Programa Operativo dotado con 1,5 millones de euros, dentro del cual se ha desarrollado el curso pasado un trabajo conjunto con la , gracias al que más de 13.000 alumnos de 101 centros educativos de Castilla-La Mancha lograron recoger 6.160 kilos de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos a través de la campaña educativa.

Este tipo de acciones, ha anunciado, se seguirán desarrollando en próximas fechas en municipios más pequeños.