La Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha va a publicar esta semana una Orden por la que se reconoce la aplicación de diferentes actuaciones encaminadas a paliar la situación climática excepcional para la campaña 2012-2013.

Esta medida favorecerá a 8.500 agricultores y ganaderos afectados por la sequía y, al mismo tiempo, permitirá el laboreo o el aprovechamiento por parte del ganado de aquellas parcelas para las que se hayan solicitado ayudas de fomento de rotaciones de cultivo de secano y del programa nacional para el fomento de la calidad de las leguminosas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Debido a la sequía que sufre la región, la Consejería de Agricultura ha puesto en marcha estas actuaciones que pretenden flexibilizar ciertos requisitos exigidos para la percepción de las ayudas mencionadas anteriormente.

Para acogerse a esta medida, el agricultor deberá comunicarlo en la que corresponda, al menos con un día natural de antelación. La Orden entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Estas medidas permitirán la labranza y el aprovechamiento ganadero de las parcelas de cereales, leguminosas y proteaginosas que no se hayan desarrollado correctamente.

CONDICIONES

La única condición que se les exigirá a los agricultores y ganaderos es que dejen en las parcelas una muestra para que los técnicos correspondientes puedan evaluar los daños de la sequía.

Por ello, en la Orden se establece que no será necesario mantener los cultivos hasta el 31 de mayo o hasta la fecha local habitual de recolección.