Así lo ha explicado el portavoz del Ejecutivo regional, , en rueda de prensa, quien ha apuntado que estas líneas de ayudas persiguen la promoción del empleo juvenil y el seguir potenciando la investigación en Castilla-La Mancha. Así, se cofinanciará el salario y la cuota empresarial de la Seguridad Social de los contratos a formalizar, con una duración máxima de dos años, para jóvenes inscritos en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Hernando ha recordado que en 2017 se concedieron 62 ayudas en distintas modalidades de convocatoria, incluyendo las becas pre y post-doctorales, y ha avanzado que el próximo mes de mayo se resolverá la convocatoria plurianual de proyectos de investigación regionales, dotada con 12 millones de euros.

Asimismo, ha señalado que hasta mediados del mes de junio permanecerá abierta la convocatoria de expresiones de interés para la creación, consolidación y mejora de infraestructuras en materia de investigación y desarrollo dirigida a entidades locales y con un montante de 17,5 millones de euros.

PLAN DE SIMPLIFICACIÓN

Por otro lado, Hernando también ha informado de la toma en conocimiento del Plan de Simplificación y Reducción de Cargas Administrativas para 2018, que incluye 116 medidas y que ha sido impulsado y coordinado por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

Es el tercer plan de este tipo que se pone en marcha tras los aprobados en 2016 y 2017 con el objetivo de “priorizar la calidad, eficiencia y oportunidad de los procedimientos administrativos de la ”, ha explicado.

El plan de 2018 cuenta con 116 medidas frente a las 42 de 2017, un 176 por ciento más, y beneficiará anualmente a más de un millón de personas, empresas, cooperativas, asociaciones y ayuntamientos, entre otros.

Para la evaluación de este plan se elaborarán informes trimestrales de seguimiento de las medidas propuestas y se realizará un informe final que será elevado al Consejo de Gobierno en el primer trimestre del año 2019.

Hernando ha resaltado que un número muy importante de las numerosas medidas incluidas en este nuevo plan inciden mayoritariamente en trabajar el eje de la digitalización, “en conseguir una administración lo más electrónica posible, tener que reducir al mínimo el papeleo al que se ven abocados cualquier ciudadano o ciudadana, o también muchas empresas que tienen esa obligatoria interacción con la Administración regional”.