“A partir de la entrada en el Gobierno del presidente en 2015, empezamos a recuperar esa senda de crecimiento y además, lo estamos haciendo a una velocidad mayor que lo están haciendo el resto de las comunidades autónomas”, ha señalado en rueda de prensa la directora general de Atención a la Dependencia, .

Unos datos que, según ha resaltado la directora general, “hablan de excelencia”. “Nos hemos situado en ese notable alto” en el mapa que marca y “estamos en ese perfil” con Castilla y , algo que ha considerado “muy importante” ya que consideran “que el trabajo que estamos haciendo está sirviendo para algo”.

Por otra parte, Saavedra se ha referido al dato del Dictamen del Observatorio de la Dependencia que recoge que Castilla-La Mancha ha dejado de recibir del Ministerio en el año 2017 un total de 28,9 millones de euros desde 2012.

En este sentido, ha expuesto que, según cálculos de la Consejería de Bienestar Social, la cifra se eleva a 80 millones en 2017 y a más de 400 millones desde 2012 si se tiene en cuenta el texto de la ley, que establece que la financiación del debe ser del 50 por ciento.