En la reunión, que ha tenido lugar en la Consejería de Bienestar Social, ha estado presente la directora general de Infancia y Familia, ; la jefa de Servicio de y a las Familias, ; y el Jefe de Servicio de y al Menor, ; mientras que por parte de UNICEF Comité Castilla-La Mancha han acudido la presidenta de la Entidad, Asunción Díaz del Río; y la coordinadora autonómica, .

Antes de este encuentro también tuvo lugar otro con la Plataforma de de Castilla-La Mancha (POI) que, al igual que UNICEF Comité Castilla-La Mancha, agradeció la reunión y se ofreció a colaborar y hacer aportaciones que pudieran enriquecer el texto. A esta reunión, en la que también estuvieron presentes la directora General de Infancia y Familias, la Jefa de a la Familia y el Jefe de y Acompañamiento al Menor, acudieron el presidente de la POI, ; y , y como representantes de la de .

Continuando con la tramitación del Anteproyecto de Ley de Infancia y Familias de Castilla-La Mancha, próximamente se publicará la fase de Información Pública, con el fin de dar a conocer el texto y que se puedan realizar propuestas o aportaciones al mismo.

Esta nueva Ley de Infancia y Familia sustituirá a la Ley 5/2014 de 9 de octubre de Protección Social y Jurídica de la Infancia y la Adolescencia, cuyo texto presenta importantes carencias y vacíos normativos con respecto a la vigente normativa estatal, la Ley 26/2015 de 28 de julio de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Con esta nueva normativa se pretenden incorporar aspectos de protección de la infancia que no estaban en 2014, avanzando en los sistemas de prevención y protección a la infancia, poniendo especial énfasis en las medidas de prevención y en el apoyo especializado a las familias, con la incorporación de la figura de la mediación familiar y con una regulación más completa y adaptada a las normas estatales de las situaciones de riesgo y de las figuras del acogimiento familiar, el acogimiento residencial, la adopción de menores y los programas de preparación para la vida independiente.

Asimismo, pretende incorporar la garantía de la manutención de los niños y niñas y la puesta en marcha de programas contra la transmisión intergeneracional de la pobreza.