Así lo ha asegurado el consejero de Sanidad, , durante el acto institucional celebrado en con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que este año se desarrolla bajo el lema ‘Salud mental en el trabajo’, según ha informado en nota de prensa la Junta.

“El enfoque que propone el Gobierno de Castilla-La Mancha es doble”, ha afirmado Fernández Sanz, explicando las dos vertientes en las que es importante trabajar, como son “la salud mental en el trabajo y el trabajo para las personas con trastorno mental grave”.

“Vamos a trabajar en ambos sentidos y así lo reconoce el Plan de Salud Mental que verá la luz en el mes de diciembre de 2017 y que supondrá un avance muy significativo en los proyectos y el incremento de recursos de la red integral de atención a las personas con trastornos mentales en Castilla-La Mancha”, ha asegurado el consejero de Sanidad.

En ese sentido, durante el acto se ha producido el preestreno de un documental basado en el profesional experto por experiencia, película rodada en el proyecto de 2016 y que incluye la labor realizada en este sentido de cómo la experiencia laboral cambia la forma de abordar estas enfermedades mentales. El documental ha sido realizado a través de la y de la Fundación Impulsa.

Asimismo, el consejero ha anunciado que a través de los planes de empleo de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo el programa profesional experto continúa en 2017-2018 con la contratación de 15 personas más un coordinador, que se desarrollará en 14 centros de Rehabilitación Psicosocial y Laboral de las cinco provincias.

Además, en el Plan de Empleo se han aprobado otros dos proyectos para la provincia de Cuenca como son apoyo socioeducativo y jardinería y mantenimiento de espacios verdes con otras cuatro contrataciones.

CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN

Para concluir, Fernández Sanz ha destacado que durante 2018 se realizará una campaña de sensibilización a empresarios y población en general sobre Salud Mental en el trabajo e inserción laboral para las personas con Trastorno Mental.

De su parte la concejal de Accesibilidad del Ayuntamiento de Toledo, , que ha acompañado este martes a la (Feafes) en este acto institucional, ha expresado su apoyo a “los colectivos sociales que como la trabajan por la inserción socio-laboral y el impulso de proyectos a favor de las personas en riesgo de exclusión, siendo éstas dos de las premisas que están marcando la legislatura”.

‘Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras’ es el lema con el que el colectivo pone el punto de mira en la inserción laboral, una de las asignaturas pendientes en salud mental.

“Cuando nos dan oportunidad, nuestras habilidades afloran de manera natural”, han manifestado para añadir que la inserción socio laboral “es un fundamento inaplazable para la recuperación de cualquier persona”, según ha informado en nota de prensa el Consistorio.

En este sentido, han señalado que “como necesitan el aire, también necesitan desempeñar un rol psicosocial que refuerce su autoestima y, así, les ayude a la consecución de objetivos concretos” y que “el sentido de la responsabilidad, el sentirse útil, el cumplir con unos horarios y establecer rutinas, son hábitos de vida saludables”.

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL

El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental con el eslogan ‘Salud mental en el trabajo’. Los problemas de Salud Mental impactan directamente en el trabajo a través del ausentismo, de la productividad reducida y del aumento de las reclamaciones de incapacitación.

La depresión es la causa principal de la discapacidad y es un “gran factor” contribuyente a la carga mundial de enfermedades. Globalmente, más de 300 millones de personas de todas edades padecen la depresión.

Cuando se aborda la depresión en el trabajo de manera proactiva, los empleadores reducirán costos, y aún más importante, contribuirán a crear un entorno de empleados más sanos.

Para ello, es importante que los empleadores y colegas puedan reconocer los signos de depresión en sus empleados y compañeros de trabajo para poder apoyarlos efectivamente.

Los empleadores pueden ser agentes de cambio en el trabajo, modificando los factores de riesgo del estrés en el trabajo, desarrollando un clima organizacional que promueva bienestar y la creatividad, combatiendo el estigma y fomentando la discusión abierta sobre salud mental en el trabajo.