La Agenda Urbana Española (AUE) supone un documento estratégico para la ordenación global de las ciudades, con el que se persigue la concreción de varios de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) que se contienen en la Agenda 2030 aprobada por la en 2015 y actualmente en proceso de implementación, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Esta agenda ha sido definida desde el como una auténtica “política de estado”, ya que interactúa con otros importantes documentos estratégicos como son las Agendas Urbanas de Naciones Unidas y de la UE de 2016, así como con la Cumbre de o también conocida como Cumbre del Clima.

Las materias sobre las que versa la Agenda Urbana Española parten fundamentalmente del ODS 11 de la Agenda 2030 que busca “lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”, ha dicho Carrillo, y conforma una serie de actuaciones que van desde el urbanismo al medio ambiente urbano, pasando por la optimización de recursos y aspectos sociales propios de la convivencia en las áreas urbanas, así como la interrelación de éstas con su entorno más inmediato y con el territorio en el que se ubican.

José Antonio Carrillo ha explicado que, con estas premisas, la AUE realiza un diagnóstico de situación y punto de partida de la realidad urbana y rural en España. Un marco estratégico, modelo de ciudad y listado de posibles acciones para alcanzar objetivos predefinidos y finalmente un plan de acción y sistema de indicadores para medir la situación de partida y los avances.

De este modo, “la AUE será el instrumento sobre el que habrán de fundamentarse el conjunto de políticas que, referidas principalmente a la ciudad, tales como el urbanismo, se planteen en el futuro más próximo alcanzando tanto a normas estatales y autonómicas que traten la materia como al conjunto de instrumentos que, sobre éstas, aborden cualquier problemática propia de las ciudades, y en particular los planeamientos urbanísticos que las ordenan y regulan tanto en su crecimiento como en su regeneración y renovación”, ha subrayado.

DOCUMENTO EN BASE A 10 OBJETIVOS

El documento que se ha presentado en la Comisión Regional de Urbanismo se articula en base a diez objetivos de amplio alcance. El director general de Vivienda y Urbanismo ha incidido en que este documento “supondrá un antes y un después en las políticas urbanas a desarrollar desde las instancias autonómicas, pero sobre todo en los municipios”, y es que, según ha señalado, “resulta fundamental la interacción entre las distintas políticas y agentes a que se refiere el documento, partiendo desde las urbanísticas hasta las de vivienda, y pasando por las que afectan tanto al ámbito ambiental como al social”.

Esta interacción, se ha referido Carrillo, “está patente ya en diversas actuaciones emprendidas desde la Consejería de Fomento del Gobierno regional desde el 2015, como es el caso de las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana que, en breves fechas, verán la luz en forma de convocatoria de proyectos a formular en los municipios de la región para revitalizar sus barrios desde un punto de vista plural que abarque tanto la rehabilitación de sus viviendas como la mejora de los espacios y el medio ambiente urbano, así como incluyendo en todo aquello la perspectiva más humana en forma de intervención social”.

La AUE, una vez aprobada, seguirá un proceso de implementación y de seguimiento del cumplimiento de sus objetivos en base a unos indicadores previamente fijados, todo ello en el marco de un proceso participativo en el que serán parte, tanto el Estado, como las comunidades autónomas y los municipios, por un lado, y diversas instituciones y colectivos representativos de la sociedad y del ámbito privado por otro.

En la Comisión Regional de Urbanismo del mes de octubre también se han abordado otros asuntos, como la concesión de dos calificaciones urbanísticas en suelo rústico en el municipio de Albacete para el desarrollo de actividades vinculadas al sector agrícola, la resolución del PAU de las Unidades de Actuación número 12 y 14 del Plan de Ordenación Municipal de () promovida por su Ayuntamiento y una circular interpretativa de la normativa de suelo rústico que busca facilitar la implantación de actividades productivas en este ámbito.