La Comisión de Seguimiento, que presiden el viceconsejero de Empleo y Relaciones laborales, , y la directora del Instituto, Araceli Martínez, ha abordado el calendario de actuaciones que se aprobó para los primeros cuatro meses de 2018, ha informado la Junta en nota de prensa.

Además, se han tratado de definir los flujos de trabajo y las herramientas necesarias para posibilitar el intercambio de información entre los Centros de la Mujer y las Oficinas de Empleo, así como la doble línea de desarrollo que contiene el convenio; por un lado, el trabajo en emprendimiento con mujeres y, por otro, la orientación a mujeres víctimas de violencia de género.

Respecto al autoempleo, desde la Consejería se han propuesto instrucciones de cara a “mejorar la atención a emprendedoras” en las Oficinas de Empleo, que puedan servir de referencia a los Centros de la Mujer. El personal técnico de estos centros atenderá en emprendimiento a mujeres, derivándolas a las Oficinas Adelante.

En cuanto a la orientación a víctimas de violencia de género, se ha acordado trabajar en los documentos y canales para que las Oficinas de Empleo puedan solicitar el apoyo de los Centros de la Mujer de cara al trabajo inicial prelaboral de recuperación de personal de víctimas de violencia de género.

El convenio pone en plano de igualdad a las Oficinas de Empleo y Centros de la Mujer en la atención y la orientación de las mujeres víctimas de violencia de género, aprovechando la red de recursos del la Mujer en los que se llevarán a cabo las acciones de preparación prelaboral a las mujeres que no estén en condiciones de seguir un itinerario de inserción y necesiten con anterioridad trabajar en asuntos como la autoestima, el empoderamiento y otras cuestiones.

En las Oficinas de Empleo de Castilla-La Mancha hay inscritas 3.242 mujeres víctimas de violencia de género, de las que 769 están ocupadas, pero demandan una mejora en el empleo, y 2.473 están en desempleo.