Sánchez ha señalado durante la inauguración de esta jornada para profesionales que organiza la entidad Colabora Castilla-La Mancha, y que gestiona seis de los siete puntos de encuentro con los que cuenta la región, que los puntos de encuentro “son un servicio gratuito que ofrece la administración, que atienden los derechos de los niños y niñas en los casos de conflicto familiar”, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Además, la titular de Bienestar Social ha recordado que “Castilla-La Mancha cuenta con siete puntos de encuentro familiar, uno por cada capital de provincia, y dos más situados en de la Reina y Alcázar de San Juan”. Sánchez ha añadido que los datos “son significativos”, ya que “en este primer semestre del año se han podido beneficiar más de 2.300 personas de estos Puntos de Encuentro Familiar, es decir unas 670 familias”. “Algunas de estas estas visitas son supervisadas por los profesionales para que estos encuentros siempre puedan beneficiar a los niños y niñas y garantizar sus derechos”, ha apostillado.

La consejera de Bienestar Social ha recordado que los Puntos de Encuentro Familiar, como recurso social especializado, tienen como objetivos facilitar el régimen de visitas en un lugar físico neutral, garantizar el derecho fundamental de los hijos e hijas a relacionarse con ambos progenitores y con su familia extensa, apoyar a los padres y madres para que puedan tener una relación normalizada, independientemente de su ruptura como pareja y prevenir situaciones de violencia relacionadas con el cumplimiento del régimen de visitas.