En este sentido, Cubero ha precisado que durante esta legislatura, el ha realizado un “gran esfuerzo” en la planificación y prevención de incendios forestales, con medidas tales como la aprobación de cinco planes comarcales de defensa contra incendios forestales para zonas de alto riesgo o la contratación de los trabajadores de Geacam durante todo el año, lo que ha permitido incrementar la superficie de trabajo de labores selvícolas hasta las 8.000 hectáreas este año.

Sin embargo, ha incidido en que hay que seguir avanzando en la gestión forestal y, en esta materia, “el fuego técnico es una herramienta que cada vez va a ser más importante para esto y es casi una herramienta indispensable en la extinción de grandes incendios forestales”.

Estas técnicas fueron desapareciendo desde mediados del siglo pasado ante el éxodo de la población hacia las grandes urbes. En los últimos años, esta herramienta se ha ido incorporando de nuevo en la gestión forestal y, con jornadas como la ‘Escuela De Otoño’, se pretende afianzar su utilización en aquellas superficies y situaciones que así lo permitan, ha informado la Junta en nota de prensa.

Este es el tercer año que se llevan a cabo estas jornadas, que en ediciones anteriores se han realizado en la provincia de Albacete. Destinadas a personal con perfil técnico, que se dedica a la gestión del territorio mediante el manejo del fuego y agentes medioambientales, tienen como objetivo extender el conocimiento sobre el tratamiento de masas forestales a través del uso del fuego prescrito utilizado como herramienta de gestión preventiva ante incendios forestales.

Además, son una ventana abierta a la investigación, con la evaluación de los resultados de las prácticas, lo cual permite la optimización de sus ejecuciones.

Durante la jornada teórica de esta tercera edición se ha contado la presencia de profesionales de prestigio del Servicio de de la región, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana así como profesores de las universidades de Castilla-La Mancha y o del y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), entre otros.

En la jornada técnica, en la que han participado profesionales de Castilla-La Mancha, Andalucía, Cataluña, Extremadura, Aragón, Región de o Comunidad Valenciana, se han ejecutado sobre el terreno tres quemas simultáneas de tipo I de nivel de dificultad baja. Con el manejo del fuego técnico se persiguen diferentes objetivos como la reducción de combustible, el cambio de estructura vegetal para crear escenarios más favorables a la defensa contra incendios forestales o la creación de cortafuegos, entre otros.